10 razones para ir a Social Media Camp

Cuando estrené este blog, me prometí a mí misma que no haría ninguna entrada de mi cosecha. Mi intención era limitar el contenido a reportajes periodísticos y entrevistas, pero ya se sabe que nunca se puede decir aquello de “de este agua no beberé”. Aquí me tenéis, pecando a la segunda publicación, ¡pero es por una buena causa!.

Grupo de Aula CM en Social Media CampLa Guía del Ocio lanzó un concurso la semana pasada en el que se sorteaban dos plazas en el Social Media Camp que se celebra estos días en el GarAJE Madrid (C/ Matilde Díez, 11A, metro Properidad (L4)) y, como soy una suertuda, no sólo me gané mi sitio, sino que, además, el otro afortunado fue mi chico 😛 y no, no hubo tongo, que la que suscribe no tiene padrinos. En agradecimiento, he ido a aprovechar a tope la experiencia, ¡a darlo todo!. Y como el primer mandamiento de las redes sociales es compartir contenido de valor y el segundo consiste en ayudar al tuitero/bloguero inexperto, voy a dedicar este decálogo a armar de buenas razones a los indecisos. Si todavía no lo tenéis claro, hay que hacerse campero porque:

1.- El Networking funciona

“Palabro al canto”, diréis. “Ya estamos con los anglicismos”. Le doy la razón al que se haya puesto protestón con el tecnicismo. Llamadlo red de contactos, hacer comunidad o buscar nexos con gente que tiene intereses comunes a los tuyos. Es mucho más largo, pero clarificador y en castellano. El caso es que funciona. No diré yo que no hay troles en Internet (daros una vueltecita por ForoCoches, a ver qué tal), pero al margen de esos animalitos de cueva y anonimato, la experiencia me dice que la Red está llena de buena gente. La clave está en saber dónde encontrarla. Foros de encuentro como Actívate y Social Media Camp son buenos nichos para hacer contactos enriquecedores. La gente que va a este tipo de seminarios tiene intereses similares a los tuyos, va con ganas de crecer y entiende, como tú, que la mejor manera de hacerlo es ayudar a otros.

2.- Ferran Adriá no te ganará en creatividad después de esta experiencia

Estar tirado en el sofá mata neuronas a tutiplen. Es un hecho. No sé si hay algún estudio científico al respecto, pero coincidiréis conmigo en que cuando uno se pone su rebequita de “soy-un-parado-perdedor” y se deja atrapar por su abrazo blandito al arrullo de Sálvame, está todo perdido. Todas las grandes ideas que tu cerebro pudiese llegar a albergar para iluminar a la humanidad, se van por patas antes de oír un grito de La Esteban. 

Imagen

Foto de @AutoempleoBlog.

Uno necesita estímulos positivos para que se active la rueda, para encontrar esa idea/palanca que te haga decidirte a emprender, ese eslogan perfecto para la campaña de tu vida [NOTA MENTAL: seguro que a los de BMW se les ocurrió aquel maravilloso “¿Te gusta conducir?” en un Social Media Camp, aunque todavía no lo hayan confesado] o quizás se siente a tu lado el socio que estabas esperando. Ver ejemplos de otros cracks que lo partieron con sus estrategias en redes sociales da para mucho… Las cañas de después, también.

3.- No hay laguna mental que otro no pueda drenar

Los camperos funcionan como un puzle perfecto: ¿Tienes una pregunta? Alguien tendrá la respuesta. Todo encaja. Es tan fácil como coger el micro y planteársela a los compañeros. No tienes nada que perder.  Aunque estés dudosillo, tendrás que reconocer que 80 cabecillas piensan más que una. Pero aún así, si eres de los que tienen sudores fríos cada vez que les toca hablar en público, keep calm & write in Facebook. La organización habilita un grupo de trabajo para cada edición del Camp donde los participantes se presentan, debaten entre ellos y solicitan ayuda al resto. Yo, de momento, no he visto ni una entrada sin respuestas. Siempre habrá alguien que salga en vuestro auxilio. No hay vergüenza.

4.- Los proyectos-de-community también necesitan curación de contenidos

La Red lo ha cambiado TODO, todo y todo [que diría la cría del anuncio de Catalana Occidente]. Antes de que todo se volviera 2.0, cuando una empezaba a empaparse una materia, la preocupación principal era cómo y dónde hacerse con los tochos de información que necesitabas. Ahora, en cambio, la oferta te desborda. Hay cursos de Social Media presenciales, telemáticos, seminarios, másteres, charlas, blogs por un tubo, libros a centenares…. y entre todo eso, ¿qué es lo más certero?

Imagen

Cada conferencia es una capsulita con lo más imprescindible (¿Cómo publicar en Facebook?, plan estratégico, etc.). Además, Amel y cía se han encargado de pegarse una leída épica de manuales para seleccionarte los 15 mejores. Por si fuera poco, te pasan una lista de herramientas suficiente para satisfacer al tipo con más Diógenes herramientero del mundo entero.

5.- Sirve de autoevaluación

Seamos francos. Es muy complicado equilibrar este tipo de cursos. A veces, en la misma sala, te encuentras con varios que ya gestionan las redes sociales de varios clientes, un friki que se sabe al dedillo todos los trucos de la red del pajarito y tres que ni siquiera tienen perfil en Linkedn. True Story. Esto es, de entrada, un reto para el ponente, que tiene que colocarse al nivel de la mayoría sin perder a los que se salen de la media… ¡pero no tiene que ser malo!

Los novatillos son gente despierta con ideas frescas que pueden encender la chispa a cualquier veterano, mientras que alguien más pro puede contarte dónde se la pegó cuando empezaba para evitarte el batacazo. Hay que tener en cuenta que no hace tantos años que se comenzó a apostar fuerte por el social media y, como bien dice mi compañero de promoción de Aula CM, Mariano Lamberti (Nano), en este mercado no hay referente inalcanzable. Todos estamos ahí, en la brecha.

Imagen

Foto de @AutoempleoBlog.

Eso sí, si uno acaba el camp y nota que controlaba lo básico, ha llegado el momento de profundizar en un área concreta (SEO, por ejemplo). Si por el contrario, la fiesta se acaba y los contenidos todavía te bailan como dos borrachos de verbena, sería recomendable que invirtieses en un curso más largo. Te recomiendo éste. Y no voy a comisión, ¡que conste! Es sólo mi experiencia.

6.- Saca del armario a tu marca personal

Si antes de leer este post pensabas que tu huella dactilar era sinónimo de marca personal, te va a hacer falta un personal trainer para poner la tuya en forma, pero tenerla, la tienes.

Google tiene mucha información de nosotros y el amigo Zuckerberg, ni te cuento. Con todo ese reguero de cosas que otros han dicho de nosotros y las que nosotros mismos hemos ido dejando expuestas, se va creando un reflejo de lo que somos. Éste, dependiendo de lo que nos lo hayamos currado, puede ser mejor o peor que el original de carne y hueso.

Ya, ya sé que todo esto suena un poco al mito de la caverna o incluso al de Narciso, pero es así. A veces uno se lanza a una egobúsqueda curiosa y se encuentra con que los resultados de la primera página no son lo que te gustaría comunicar de ti o, directamente, no molan nada.

En Social Media Camp puedes aprender a encontrar tu propia voz (que diría Lena Dunham en Girls), comunicarla y sacarle partido. Es lo que los camperos llaman tener #FLOW.

7.- Todos somos Desmond

¿Recordáis La Constante, ese mítico episodio de Lost? Desmond comienza a darse cuenta de que no distingue entre el pasado, el presente y el futuro y, para evitarlo, busca algo a lo que atarse: una constante. Tiene que ser algo que esté en ambas líneas temporales y que de verdad tenga peso para él. Pues bien, toda esta referencia friki [e incluso spoiler, vete tú a saber] que me he marcado, es para subrayar la necesidad que todos tenemos de un punto de anclaje.

Hay momento de crisis-crisis (concepto acuñado por mi amiga Eva Sáiz ;)) en los que uno pierde el norte. De pronto, te empiezan a salir troleros de debajo las piedras en la FanPage de un cliente y ya no sabes que hacer. ¿Solución? Busca tu referente, esa ponente maravillosa que vino el tercer día a contarte que te contó que ahora además de community eras bombero y tenías que apagar fuegos. Véase:@carmenbejerano.

8.- Tu cuenta bancaria no tendrá que pasar por cuidados intensivos

La pasta no lo es todo, pero siempre ha tenido su peso a la hora de tomar decisiones y más ahora que todos estamos tratando de vencer la asfixia de la crisis. Esta formación ronda los 70 euros. No digo que todos tengamos el bolsillo alegre y se puedan soltar los lereles tan ricamente, pero si echáis un ojo al temario y a los ponentes, seguro que concluís que la relación calidad/precio es difícil de igualar.

ImagenAntes de apostar por tirarme a la piscina en esto de la gestión de redes sociales, hice un intento de prueba y me apunté a varios cursos online con cupones de Groupon. Baratos no, lo siguiente. Eso sí, no tienes ni idea de quién ha elaborado el contenido, nadie te soluciona dudas, es 0% motivador y a la semana no te acuerdas de nada de lo aprendido. Te quedan un par de PDFs en el portátil a modo de chuleta, pero poco más. Seamos serios, hay que empezar a jugar en otras ligas.

9.- Es desoxidante, como el té verde

No pasa nada, tienes derecho a estar de bajón. El primer paso para dejar de ser primo hermano del enanito Tristón es reconocerlo. Acto seguido, toca deshacerse de las telarañas y apuntarse a Social Media Camp.

Aquí te encontrarás propuestas contra la molicie (concepto acuñado por Ramón Lobo) como, por ejemplo, un bote del optimismo. Conviene que tomes buena nota y las adaptes a tu medida. En cualquier caso, aunque seas un poco Mr. Scrooge y todo esto te parezcan papanatas, vas a venir desoxidado igual. No hay ser humano que pueda aguantarse unas risas con los cortes sonoros y las bromas del personal. El buen rollo también es viral, se contagia.

10.- No tiene unos horarios imposibles

A menudo, uno quiere continuar formándose pero no puede porque es imposible cuadrar el hueco. Cuando curras, es muy difícil que tengas tiempo para meterte en un intensivo de 100 horas o en un máster que se alargue varios meses. En este sentido, Social Media Camp plantea un modelo más asequible. Sólo son 5 días, en horario de 17.00 a 21.00. Si eres uno de esos suertudos que se curran su jornada completa de un tirón, en horario de mañana, tienes la papeleta solucionada y, en caso contrario, siempre puedes negociar pillarte algunos días de vacaciones o de asuntos propios. ¡No son tantos!

Y tú, ¿ya has sido campero? Si es así, no dudes en compartir tu experiencia.

Anuncios

5 comentarios

  1. […] 10 razones para ir a Social Media Camp […]

    Me gusta

  2. Susana Fuster · · Responder

    Aurora, a este paso te veo organizando un Social Media Camp próximamente.!!! Me ha gustado mucho tu post, cómo cuentas tu experiencia y sobretodo la energía y la positividad que desprende. Espero ansiosa el “to be continued”

    Me gusta

    1. Aurora Muñoz · · Responder

      ¡Y eso que he estado esta semana fiebrosa! Esto va a ser la fuerza que me dió mi coach…

      Me gusta

  3. Desde luego que son razones suficientes para ir…..Me encanta tu post Aurora. Fresco y muy práctico para conocer mejor #socialmediacamp

    Le gusta a 1 persona

  4. Enhorabuena a ti y a tu coach 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: