El independentismo catalán concentra su campaña en la población inmigrante

Casi un millón y medio de personas de otras autonomías viven en Cataluña, el 19% de la población

Las promesas de la doble nacionalidad y la continuidad del Barça en la Liga española están dirigidas a convencer a este colectivo

Aurora Muñoz

Gregorio Simón, nació en Humanes (Guadalajara), pero se siente de Reus. No duda en aplicarse el célebre refrán: “Uno no es de dónde nace, sino de dónde pace”. Tal cuál. Llegó a Tarragona con apenas 11 años, junto a su familia y, pasados los años, fundó una empresa farmacéutica. Las cosas no le han ido mal en Cataluña y ahora, a sus 79 años, ha decidido devolver el favor a esa tierra. Simón ha prestado su imagen para la cartelería de la campaña de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) “Orgullós dels seus orígens. Orgullós de Catalunya” (“Orgulloso de sus raíces, orgulloso de Cataluña”), que se ha editado en catalán y castellano.

El partido aclaró en durante la presentación de esta iniciativa que su objetivo es “ampliar la mayoría democrática a favor del Estat Propi [Estado Propio]” para poder “vivir mejor y lograr un futuro de progreso social”. O, en otras palabras, podría decirse que CDC ha decidido echar el resto para los votos indecisos para la consulta.
La fuerte corriente migratoria que se registró durante muchos años en Cataluña se interrumpió a partir de 1975. Por tanto, la inmigración procedente del resto de España está formada, en su mayoría, por gente como Simón, que ronda la cincuentena o la supera. Este perfil hace pensar a Joan Botella, catedrático de Ciencia Política de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), que el fin va más allá.

“Es cierto que mantienen contactos con su lugar de origen, y que probablemente vuelven el pueblo en verano; pero lo importante es que muchos de esos inmigrantes, con independencia de qué ideas políticas tengan, mantienen como lengua cotidiana el castellano, y también con sus hijos o nietos, a pesar de que estos han sido escolarizados en Cataluña. Eso explica que la lengua de uso mayoritario en Cataluña, en el ámbito privado, sea el castellano”, observa. “Yo creo que la campaña de CDC aspira a dar garantías de que una hipotética independencia de Cataluña no significaría un territorio monolingüe, ni una ruptura con sus lugares de origen o sus lazos familiares. Ese es un terreno propagandístico muy fácil y, de hecho, ya empieza a verse esta utilización ‘anti-independentista'”, añade.
Los de Convergència Democràtica de Catalunya no son los únicos que han buscado agenciarse este nicho. “El mundo independentista no utiliza la palabra ‘inmigrante’. En todo caso, hay catalanes de origen andaluz, o gallego. Muchos de ellos son castellanohablantes que reivindican la independencia”, comenta Roger Buch, profesor de Política Social y Fundamentos del Derecho en las Escuelas Universitarias de Trabajo Social y Educación Social Pere Tarrés. La asociación Súmate es un buen ejemplo. Se trata de una nueva entidad independentista formada esencialmente por castellanoparlantes. Cuenta con 200 colaboradores y más de 3.000 simpatizantes que reclaman una Cataluña soberana y social.

¿A dónde va el voto de los castellanohablantes?

La cuestión es cómo adivinar el posible signo del voto de ese colectivo. “La gente de más edad, por lo general, votan en Cataluña a Convergència Democràtica de Catalunya i Unió Democràtica de Catalunya (CiU); pero el electorado mayor de 60 años se decanta tanto por el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) como por el Partido Popular (PP)”, advierte Botella.
El Periódico en mayo de 2013 realizó un sondeo en mayo de 2003 para analizar las distintas corrientes de opinión de la población que vive en Cataluña y su hipotético pronunciamiento sobre la independencia. “Al procesar los datos, se observa que el 54,8% de los nacidos en Cataluña considera que debería ser un Estado independiente. El 24,2% prefiere un Estado dentro de una España federal y 17,1%, una región o una autonomía de España”, desglosa Leopoldo Cabrera, profesor de Sociología en universidad tinerfeña de La Laguna. “En cambio, los nacidos en el resto de España se posicionan en sentido contrario. El 48,4% prefieren autonomía o región dentro de España y un 29,1%, optaría por un Estado dentro de la España Federal. Sólo un 13,7% se posiciona a favor de la independencia”, concluye.

Políticos que coquetean con el catalán ‘de fuera’

El sentimiento a favor de la independencia está más arraigado en los nacidos en Cataluña (61,4%). En oposición el 81,9% de los nacidos en el resto de España no se sienten independentistas. Sin embargo, algunos políticos defienden que es posible invertir la tendencia. “El líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, es a su vez alcalde de Sant Vicenç dels Horts. Esta población del área metropolitana de Barcelona está compuesta por una mayoría castellanohablantes. Junqueras presume de haber convencido numerosos vecinos de las bondades de la independencia”, recuerda Buch.
Además de esta alcaldía, el ERC ha ganado otras batallas gracias a los catalanes de fuera. “Carod Rovira, ya tuvo un excelente resultado en 2003, que incluso mejoró en zonas metropolitanas y entre castellanohablantes a los que, a priori, parecía difícil convencer. A medida que ha ido creciendo el sentimiento independentista, se ha hecho más transversal y ha intentado llegar a los que se sienten más o menos españoles”, señala Àngels Pont, directora del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP).
Este sector que representa actualmente el 19% de la población de Cataluña. Según el padrón municipal, hay casi un millón y medio de personas nacidas en otras Comunidades Autónomas. “Un 44% de los hijos de padre catalán y madre de otra comunidad apoyan la independencia de Cataluña y un 18% desean que se convierta en un estado dentro de una España federal. En caso de que ambos progenitores hayan nacido en otra CCAA las cifras se reducen algo, pero aún así hay un 23% que quiere ver Cataluña convertida en un estado independiente y otro 24% que cree que debería ser un estado de una España federal”, desbroza Laura Cabeza, investigadora de la Universidad de Deusto, utilizando datos del barómetro autonómico de 2012 que elaboró el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).
“Es lógico que busquen su apoyo. De hecho, en la hipótesis de una Catalunya independiente, se dice que el catalán y el castellano serán las lenguas oficiales, que se podrá tener la doble nacionalidad y que los grandes equipos continuarán jugando en la Liga española. Son claros ejemplos de que se trata de atraer a este colectivo, un tipo de población que tiene y quiere seguir teniendo lazos con España”, concluye.

Fuente: http://www.zoomnews.es/node/105405?cx_source=carrusel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: