La reforma de Mato deja fuera de la Sanidad Pública a los inmigrantes sin papeles

La nueva norma ha dejado sin cobertura a más de 800.000 residentes en España

Un estudio refleja que el 64% de los encuestados es contrario a la exclusión

Aurora Muñoz

Yoan tiene 27 años y es de origen malí. Vive desde hace más de 20 años en Canarias, pero su NIE ha caducado. Se encuentra en situación irregular por desempleo. En agosto de 2012, ingresa en el hospital desde urgencias. Se le diagnostica síndrome mielodisplásico y se le recomienda trasplante de médula ósea. Sin embargo, la canalización para ese tratamiento al hospital Ramón y Cajal de Madrid es desestimada en febrero de 2013 porque el paciente ha sido dado de baja en la Seguridad Social.

Se trata de un caso de enfermedad grave que, de no atenderse, podría en peligro su vida. Su proceso ya había sido abierto con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto-ley 16/2012, en septiembre del pasado año. Ese es justo uno de los
supuestos en los que se reconoce el derecho de asistencia en el Servicio Canario de Salud y, por eso, está siendo atendido en el servicio hospitalario de hematología; pero no tiene acceso a su médico de atención primaria y solo recibirá trasplante de médula ósea si logra regularizar su situación. Ha obtenido permiso de residencia por razones humanitarias en base a su estado de salud, pero no tiene derecho a tarjeta sanitaria por haber obtenido la residencia después del citado RDL. Él es sólo una de las caras de la exclusión sanitaria que ha propiciado la reforma sanitaria.

El 1 de septiembre se cumplió un año desde la retirada de tarjetas sanitarias en aplicación de la normativa. Esta legislación ha dejado sin cobertura sanitaria normalizada a más de 800.000 residentes en España y Médicos del Mundo ha documentado directamente cerca de 1.000 casos de inmigrantes que se han quedado en una situación administrativa irregular dentro del sistema público de salud. Estas cifras se han recopilado en observatorios como el que ya funciona con éxito en la Comunidad Valenciana (ODUSALUD) –compuesto por 49 entidades-, el Observatorio de Derecho a la Salud (ODAS) que acaba de presentarse en Baleares y la Plataforma por una Atención Sanitaria Universal en Cataluña.

La esperanza de vida también sale recortada

Científicos del London School of Hygiene & Tropical Medicine de Reino Unido analizan los recortes que está sufriendo la sanidad pública en España en un estudio que han publicado en la revista científica British Medical Journal (BMJ) y alertan de que las medidas de austeridad y el “desmantelamiento” del Sistema Nacional de Salud (SNS) pueden “poner vidas en riesgo”. Denuncian que muchas de las medidas adoptadas para ahorrar dinero no vienen avaladas por ninguna
evidencia.

En la misma línea se sitúa Ana Rico, investigadora en salud pública y exprofesora de políticas sanitarias en la
universidad de Oslo: “Hay un riesgo evidente de un desplome de la esperanza de vida en España, como ya ocurrió en países del Este con un grado de industrialización similar al de nuestro país, donde se perdieron 10 años de esperanza de vida en solo 7. Esta caída puede llegar a los 20 o 30 años en población muy vulnerable”, declara en el documental Cuanto ganamos, cuanto perdimos, de Synechia Films.

Según un estudio de Metroscopia, el 64% de la población española es contraria a la exclusión sanitaria. El 77% cree que atenta contra los derechos fundamentales y el 72% considera que puede suponer un peligro para la salud pública. Sin embargo, la reforma sigue adelante. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, compareció ayer ante la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso para hacer balance tras un año de cambios. “Tienen derecho a la atención sanitaria, no a la tarjeta”, dijo la titular de esta cartera, que trató de evitar la palabra “inmigrante” durante la mayor parte de su intervención. En su lugar, se refirió a este colectivo como “extranjeros”.

Un debate contaminado

Para entender la importancia de la terminología, hay que retrotraerse al discurso de Mato, el 20 de abril de 2012, cuando el gobierno de España aprobó el Real Decreto Ley 16/2012. “Vamos a acabar con los abusos que cometen algunos extranjeros”, aseguraba entonces. Esta proclama mezcló en el mismo debate el acceso a los servicios sanitarios de los inmigrantes residentes y el turismo sanitario, a pesar de que tienen poco que ver. Los migrantes indocumentados residentes pagan impuestos indirectos que sirven para financiar la sanidad, tienen rentas bajas y un alto riesgo de exclusión social, lo que los excluye de la consideración de turistas. “Cuando tomamos una Coca-Cola en un bar, compramos unos pantalones o hacemos la cesta de la compra, ya estamos aportando al sistema sanitario”, detalla Álvaro González, presidente de Médicos del Mundo en un vídeo que la ONG ha colgado en su plataforma.

El denominado turismo sanitario se refiere a población extranjera de renta alta, procedente de la Unión Europea, y tiene que ver con la facturación, cobro y contabilidad de los servicios sanitarios prestados a ciudadanos europeos. Lluis Bohigas, presidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), asegura a la publicación El Médico Interactivo que los 40 millones de visitantes que vienen cada año para someterse a alguna operación son sólo la punta del iceberg. “Existen unos 8 o 10 millones de extranjeros que tienen más de 65 años y que son consumidores sociosanitarios. La mayoría tiene un apartamento en la costa y, en lugar de pasar 15 días como un turista normal, su estancia se prolonga hasta seis meses. Durante todo ese tiempo utilizan prestaciones de los ambulatorios que no están pensadas para ellos”, explica.

Asimismo, el presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Enrique López Peña, llama la atención sobre la “cantidad chocante” de implantes de cadera y marcapasos que se realizan gratuitamente a turistas procedentes de Alemania y Holanda en la Costa del Sol gracias a los convenios en materia sanitaria firmados entre todos los países de la Unión Europea. Esos desembolsos son afrontados por el Servicio Andaluz de Salud y, por ese motivo, López Peña solicita una vía de subvención coherente. Sin embargo, la reforma no ha traído consigo soluciones para este problema.

La Sanidad Privada como última alternativa

Ante este panorama, las compañías aseguradoras bien podrían frotarse las manos. Sobre todo, desde que el Gobierno estableciese que para conseguir la tarjeta de residencia es necesario acreditar un seguro público o privado de enfermedad concertado con una entidad aseguradora autorizada para operar en España. Este requisito se empezó a exigir el pasado 20 de abril, de manera que quienes tienen sus papeles en regla pueden contratar una póliza familiar y conseguir así la residencia para parientes en primer grado de consanguinidad. No son los únicos que requieren soluciones. También las necesitan los miles de inmigrantes que se han quedado sin tarjeta sanitaria.

El Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha un sistema para que tengan la posibilidad de suscribir un convenio con la Sanidad Pública. Cuesta entre 60 y 157 euros al mes, dependiendo de la edad de quien lo suscriba. “Hemos recibido algunas incidencias de personas que, en el último año, han visto rechazada su asistencia por pérdida de la vigencia de sus tarjetas sanitarias. Nos han comentado que algunos seguros privados son más baratos que estos que se ofrecen como convenios especiales”, protesta Raúl Báez, gerente de la Fundación Migrar.

Con esos precios, el Ministerio de Sanidad da un último empujón a los inmigrantes fuera de la Sanidad Pública. “He visto fotografías en un centro de salud público en las que, abiertamente, se recomendaba a los inmigrantes que se habían quedado sin tarjeta sanitaria, a contratar un seguro privado”, explica Gabriel Tuesta, presidente de la coordinadora de inmigrantes Koin en declaraciones a La Sexta.

Un tijeretazo de legalidad dudosa

Mato ha bordeado estas cuestiones en su última comparecencia en la Cámara Baja. Ha optado por centrar su mirada en los presupuestos. “La deuda sanitaria se ha reducido en 12.000 millones desde que entró en vigor la reforma sanitaria”, expuso. También destacó que Bloomberg sitúa sistema sanitario español cómo el quinto más eficiente del mundo y asegura que la asistencia aquí es más solidaria que en otros países.

Puede que fuese así en el pasado, pero la actual legislación ha cambiado las reglas del juego. En países como Italia, Portugal y Francia, los migrantes indocumentados disfrutan del derecho de asistencia sanitaria en idénticas o similares condiciones que los ciudadanos nacionales, como ocurría en España hasta septiembre de 2012.

“Nuestro país está incumpliendo un resolución de la Asamblea Mundial de la Salud de 2005, según la cual las personas tienen derecho a atención sanitaria sin que recibirla les suponga el riesgo de sufrir una catástrofe financiera”, señala Alberto Infante, experto en Salud Pública y Administración Sanitaria y profesor de la Escuela Nacional de Sanidad en declaraciones a El País.

El Real Decreto podría colisionar con la Constitución Española, que consagra el derecho a la protección de la salud, con el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que todos los estados miembros de Unión Europea han firmado, y con los estatutos de autonomía de algunas comunidades autónomas, que recogen el derecho de todas las personas a acceder a los servicios públicos de salud en condiciones de igualdad, universalidad y calidad.

No sólo eso. En diciembre de 2012, España suscribió la declaración GA/11326 de la ONU, sobre cobertura sanitaria universal en la 65ª Asamblea Mundial de la Salud. Los participantes convinieron en que la escasez de recursos humanos plantea un reto, pero también se refirieron a la necesidad de prestar más atención a la distribución de los trabajadores de la salud entre las zonas rurales y urbanas y entre las zonas ricas y pobres. Hace menos de un año de aquel compromiso y, sin embargo, ha desaparecido por completo del discurso de la ministra en el Congreso. Ni rastro.

Fuente: http://www.zoomnews.es/104400/actualidad/sociedad/reforma-mato-provoca-exclusion-inmigrantes-sanidad-publica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: