Seis historias reales de una crisis sin moraleja

El ingenio funciona como antídoto contra los bajos presupuestos

El ‘Macarrón Solidario’ lleva repartiendo comida gratis cada domingo desde hace cuatro años y medio

Una investigadora del CSIC se presentó al concurso ‘Atrapa un Millón’ para conseguir financiar una investigación

LORENA MORENO / AURORA MUÑOZ / ALICIA RODRÍGUEZ

Paro, recortes, corrupción, fraudes, despidos masivos, huelgas, desahucios, mareas indignadas, detenciones, hambre. Cinco años después del inicio de la crisis, la prensa española sigue llenando sus páginas con historias de desesperación. Un panorama tan negro, que es difícil ignorar los pequeños destellos que, de vez en cuando, protagonizan aquellos que sufren la crisis y deciden plantarle cara. Historias cotidianas de personas que eligen remar a contracorriente como forma de vida.

“Estábamos en crisis en 1961 cuando Rafael Azcona y Luis García Berlanga estrenaron Plácido y fueron candidatos al Oscar. También estábamos en crisis en 1978 cuando La escopeta nacional. Y en crisis estábamos naturalmente en el 85, cuando La vaquilla, y en el 93, (…) cuando ganamos un Oscar con Belle Epoque“, recordaba en 2009 la exministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en la ceremonia de entrega de los Goya, cuando todavía presidía la Academia de Cine y le tocaba apelar a la agudeza del ingenio como antídoto a los bajos presupuestos. Los científicos han optado por seguir el mismo camino después de ver como el Ejecutivo ha pegado un tijeretazo a su financiación superior al 30% en lo que va de legislatura. “Caemos como moscas”, asegura Luisa María Botella, investigadora del Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC.

Su equipo llevaba una década trabajando para frenar la Telangiectasia Hemorrágica Hereditaria (HHT), una enfermedad genética que afecta al aparato vascular y que sufren entre 8.000 y 10.000 personas en España, cuando el año pasado les cortaron los fondos para pagar a la técnico de laboratorio. “No estaba dispuesta a tirar la toalla. Hemos puesto mucho empeño en este proyecto y, actualmente, nos encontramos a la vanguardia de los estudios sobre el HHT. Sería una pena que todo eso se quedase en la cuneta”, comenta con impotencia. Botella puso su imaginación a funcionar. Ayudada por una asociación de afectados por la enfermedad, organizó conciertos, rifas y loterías que apenas les dejaban calderilla. El remiendo para el agujero en su presupuesto llegó de la mano de la televisión. Su paso por el programa Atrapa un millón, de Antena 3, le sirvió para ingresar 15.000 euros (12.000, libres de impuestos).

“Este dinero me ha permitido mantener el contrato de mi equipo hasta octubre pero, a partir de esa fecha nos quedamos en las mismas. Sólo tenemos reactivos para hacer el análisis genético de 10 o 12 personas. En tres meses, ya no tendremos ni personal ni material para seguir trabajando”, reconoce. Botella no cree que existan los milagros, aunque intenta procurarlos. “Hemos puesto en marcha un número benéfico, el 28014, al que se pueden enviar SMS con la palabra HHT. El coste íntegro va destinado a nuestra investigación”, desliza.

Necesita recaudar 50.000 euros para mantener a flote la investigación durante, al menos, un año más. “No me gustaría depender de la caridad de la gente”, aclara. “El Gobierno tiene el deber de velar por la ciencia, porque de eso depende la salud de muchas personas. Entendemos que existe un déficit que hay que paliar, pero ésta no es la manera. Quizás sería bueno que sacrificasen un par de cargos políticos antes de enviar al exilio a los investigadores. Nos están dejando a todos sin futuro”, advierte.

Domingos anticrisis

Manuel García Murillo es albañil, pero también alcalde de Higuera de la Serena, un municipio de la provincia de Badajoz con 1.025 habitantes. Cuando el extremeño llegó al Ayuntamiento se topó con una deuda de 800.000 euros, una cifra que evidencia lo que García Murillo se temía, que el pueblo ha estado viviendo “por encima de sus posibilidades”.

Ante tal tesitura, los vecinos decidieron salir a la calle y realizar gratuitamente aquellas tareas que el Ayuntamiento ya no podía pagar. “Desde hace un año, un centenar de voluntarios del pueblo, y algunos de localidades vecinas, echan una mano cada domingo. Hacen tareas de limpieza, jardinería, albañilería o lo que surja”, cuenta orgulloso García Murillo, que recuerda numerosas llamadas de alcaldes de otras provincias pidiéndole consejo. “¿Cómo lo has conseguido?”, le preguntaban sus colegas. El extremeño lo tiene claro: “Siempre les digo que si uno da ejemplo, la gente se anima”.

El alcalde de Higuera de la Serena no cobra un sueldo por su tarea en el Ayuntamiento, tampoco el teniente alcalde ni los concejales. “Otros ayuntamientos me comentan que van a intentar obligar a quienes están cobrando la ayuda por desempleo a hacer este tipo de tareas públicas, pero eso no es así, si ellos no quieren, no se les puede exigir”, señala García Murillo.
Después de un año de voluntariado vecinal, el alcalde reconoce que la situación es prácticamente la misma. “Con los pocos habitantes que hay en el pueblo, los ingresos que entran no son suficientes y es muy difícil sanear las cuentas”, lamenta el protagonista de una historia más que demuestra que la buena voluntad no siempre es suficiente.

La rebelión de la limpieza

Los servicios de limpieza de los centros de Salud de Zaragoza llevan en huelga indefinida desde el 20 de mayo. Cerca de 1.500 empleadas piden una renovación “justa” de sus contratos antes del 7 de julio, cuando se les aplicará el convenio colectivo del sector, que supondría una reducción del sueldo de hasta el 40% por más horas de trabajo.

Mariano Álvarez, de Comisiones Obreras Aragón, pudo ver cómo lo que empezó siendo una concentración pacífica frente al Salur terminaba cobrándose tres manifestantes detenidos y cómo, en otra ocasión, fueron despedidos tres trabajadores del Miguel Servet que cumplían con los servicios mínimos al final de una jornada de huelga. “Estamos concentrándonos en el Pignatelli y en el Salur porque solicitamos la intervención del consejero de Sanidad y de la presidenta de Gobierno”, explica Álvarez.
Las huelgas de limpieza por los recortes en Sanidad y el deterioro de los derechos laborales han sido frecuentes en los últimos meses. La de Aragón y la del hospital Virgen de la Arrixaca, en Murcia, han sido las últimas en sumarse.

Esperando al “autobús de urgencia”

A los vecinos de Las Matas (Madrid) que esperan el autobús 620 les da tiempo de terminar una novela corta mientras llega. La frecuencia de esta línea que conecta el municipio de Las Rozas con el hospital de referencia, el Puerta de Hierro, es de dos horas. Hace unos meses, el autobús pasaba por la parada cada 60 minutos, ahora, “la empresa concesionaria asegura que lo utiliza muy poca gente y ha conseguido que el ayuntamiento de las Rozas y el Consorcio de Transportes de Madrid avale el argumento”, explica Gonzalo Sánchez, concejal de Izquierda Unida (IU) en Las Rozas.

“Si la línea se usa poco es precisamente por su poca eficiencia”, denuncia Sánchez, que critica que se recorte en “un autobús necesario socialmente para acceder al servicio básico de la sanidad”. “Es la única manera de las personas mayores con dificultades para conducir o sin acceso a vehículos privados para acceder al hospital”, explica.
Se ha llevado el problema al pleno municipal y se han recogido firmas, pero “la ausencia de voluntad política” desanima a los vecinos, que llevan más de un año librando su particular lucha contra la crisis.

Querer… ¿es poder?

Silvia García es el ejemplo perfecto de que la voluntad, lo puede todo. A sus 30 años, esta profesora ha plantado cara en solitario a la Xunta de Galicia durante tres cursos escolares para evitar que cerrasen la escuela rural de Regoelle, en el municipio coruñés de Dumbría.

El Ayuntamiento de la localidad -que cuenta con 3.600 vecinos repartidos en siete parroquias- ha afrontado los pagos de la luz, el agua, la limpieza y la factura telefónica que generaba la educación de los seis únicos alumnos del centro. El material escolar corría de la cuenta de Silvia, que prefería sacarlo de su sueldo para no agotar los escasos 1.000 euros que le había asignado el gobierno regional. “Lo poco que teníamos había que estirarlo para cubrir las necesidades básicas”, recuerda.

Aun así, la Xunta llevaba varios años advirtiendo a esta docente -la única no itinerante de la escuela- que evitar el desarraigo de los menores no salía a cuenta. El curso que viene el centro cierra sus puertas, pero lo hace sólo después de haber vencido el pulso a la Administración. Dos de sus alumnos se marchan a estudiar secundaria y el número de escolares ya es insuficiente para continuar con el proyecto. El resto ha encontrado uno colegio a un par de kilómetros de su localidad. Por una vez, la vida ha avanzado más rápido que esta crisis devoradora.

El macarrón solidario

Un domingo del mes de octubre de 2008, los hijos de Manuel le llamaron avisando de que ese día no irían a comer. A esas horas, una paella de diez raciones coronaba ya la mesa del comedor. “Bajamos al cauce del río Turia, en Valencia, y la repartimos en unos tuppers entre los niños que había allí”, recuerda Manuel, que decidió repetir la siguiente semana, en esta ocasión, con una comida más económica. Así nació el ‘Macarrón Solidario’.

Manuel y Paula, su pareja, decidieron acercarse a un parque en el que saben que se concentran muchos jóvenes subsaharianos que se ganan la vida ayudando a aparcar los coches cerca de un gran centro comercial. Allí repartieron diez raciones de macarrones con carnes y tomate. Las semanas fueron pasando y el número de raciones creciendo. “Llegamos a repartir 45 raciones cada domingo durante seis meses”, señala Manuel, que cuenta que las compras y la cocina corrieron de su bolsillo en todo ese tiempo.

“Luego empezamos a escribir a varias empresas. Tuvimos una primera ayuda de Pastas Gallo, luego otra de Tomate Orlando y, poco a poco, empezamos a poder seguir con la iniciativa gracias a lo que aporta la gente”, explica. Cuatro años y medio después, pueden permitirse repartir 130 raciones cada domingo. “Hacemos una especia de recorrido por nuestro barrio hasta llegar a una zona peatonal donde hay una cola esperándonos”, apunta Manuel.

Para esta pareja, el principal cambio desde aquel domingo de 2008 es el perfil de quienes esperan en esa cola. “Al principio eran sobre todo chicos subsaharianos, ahora hay mucho más español y empiezan a venir familias con niños y personas mayores solas”, cuentan.

Además de las ayudas de grandes empresas alimentarias, que empiezan a retirar sus contribuciones del ‘Macarrón Solidario’ para destinarlas a los Bancos de Alimentos, la pareja cuenta con lo que la gente que conoce la iniciativa lleva personalmente a su casa. También reciben una cantidad todos los meses a través de Teaming.es, un sistema de microdonaciones de un euro. “La gente que quiere colaborar con nosotros, da su número de cuenta y cada mes les descuentan un euro que viene a parar aquí”, comenta Manuel. La pareja ha perdido su piso, su coche y, en unos meses, estarán los dos sin trabajo, pero no pierden la alegría ni las ganas de seguir reuniéndose cada domingo en su cocina para preparar 130 tuppers de macarrones.

Fuente: http://www.zoomnews.es/61714/actualidad/sociedad/seis-historias-crisis?cx_source=carrusel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: