Carmela Ríos: El #15-M contado en 140 caracteres

Su cobertura de la acampada en Sol fue galardonada con un premio Ortega y Gasset

La periodista defiende que un teléfono tiene todo lo indispensable para hacer su trabajo

Aurora Muñoz

La presentación del blog de Carmela Ríos lo dice todo de esta periodista caballita, que actualmente ejerce la profesión como editora general en Terra España. Lo bautizó como Jugaba en el Betis. “Mi amigo Paco Pereila inventó la expresión. Si algo o alguien ‘jugaba en el Betis’ quería decir que era merecedor de duda, de burla o de objeción. Pasaron los años pero el Betis se quedó. También otras cosas, como el amor al periodismo y las risas compartidas”, recoge este espacio a modo de autorretrato.


Ríos presenció en 2010 un fundido a negro especialmente doloroso, aquel que representaba el cierre definitivo de CNN+. Allí trabajó con pasión como reportera de Tribunales, hasta que una decisión empresarial dejó atrás el canal de noticias para dar paso a una emisión ininterrumpida de Gran Hermano. Eso, que le quitaría las ganas a cualquiera que tenga pulso periodístico, no tumbó a la ceutí. Se negaba a aceptar el desahucio profesional y, apenas cinco meses después le llegó la oportunidad de demostrar que su olfato seguía intacto. Narró la acampada de Sol a golpe de tuit y demostró que, para contar historias, sólo hace falta salir a la calle. Aquella corazonada le valió un premio Ortega y Gasset. Dos años después analiza el fenómeno que nació en Sol para ZoomNews.

– ¿Qué papel jugó Twitter en el 15-M?

Las redes sociales estaban en el ADN del 15-M. Gran parte del éxito del movimiento lo tuvo que contaran con un sistema de difusión tan amplio y tan rápido como fueron Twitter o Facebook. En contra de lo que se ha insinuado después, los manifestantes no hablaban aquel día de prever algo para la jornada siguiente. Se produjo una reacción espontánea ante la prohibición de una concentración por parte de la delegación del Gobierno y los teléfonos móviles permitieron que la gente se organizara sobre la marcha y se convocase a cientos de personas. Sin ese canal, el 15-M no hubiera existido. Seguramente se hubiese generado un movimiento de protesta, pero no habría tenido la misma trascendencia.

– La inmediatez parece haber ganado terreno a la reflexión hasta en aquella acampada. ¿Cree usted que los tuiteros han arrebatado su influencia a los blogueros?

Muchos han dado por muerto al blog, pero sigue tiene un sentido. La carga ideológica se gesta en las bitácoras. Los blogueros encendieron la mecha y las redes sociales tomaron después el relevo en la organización del día a día, en el movimiento de reacción ante las respuestas oficiales, en las convocatorias de manifestaciones, de concentraciones e incluso de comunicados. El germen de este sistema puede encontrarse en las primaveras árabes. El 15-M fue un movimiento privilegiado porque tuvo un campo de aprendizaje en las revueltas de Argelia, Túnez y Egipto.

– ¿Cuándo te diste cuenta que lo que sucedía en Sol merecía ser contado y que el vehículo ideal era Twitter?

Mi pasado en la cadena de noticias CNN hace que tenga muy inoculado el virus de dar la información cuando se produce. Es decir que, cuando está pasando algo, hay que estar contándolo. Las manifestaciones de Juventud sin Futuro que se produjeron en abril, me recordaron a lo que había visto cuando fui corresponsal en París. Tenían una fuerza comparable a la de los movimientos civiles franceses. Allí la gente se manifiesta con mucha facilidad y los políticos entienden que las concentraciones son  una forma de expresión de la ciudadanía y responden a ella.

Después, me encontré con la feliz ocurrencia de pensar que mi teléfono era un medio maravilloso para hacerlo todo. Tenía en el mismo aparato una conexión 3G, podía consultar Internet, utilizar la cámara de fotos para dar un referente gráfico de lo que estaba contando y disponía de un pequeño tecladito con el que escribir textos. Me di cuenta que un móvil con una cuenta de Twitter es un miniCNN.  Para mí fue maravilloso tener una noticia de alcance que contar y no depender de nada  ni de nadie para contarlo, solamente de mi propio criterio y un aparato que se portó como un jabato.

-¿Te sorprendió que tu trabajo en las redes sociales fuese reconocido por El País con un galardón?

Me llamó la atención que me dieran un premio por hacer algo que me divirtió tanto y con lo que pasé tan bueno momentos. Es cierto que fue una inversión de tiempo pero, cuando eres periodista, te resulta maravilloso cubrir una buena historia. El País es curioso, está atento a las nuevas tecnologías y siempre ha estado peleando por nuevas formas de expresión.  Considero que la elección fue valiente. El jurado estaba compuesto por periodistas de largo recorrido como Iñaki Gabilondo, Soledad Puértolas y Joaquín Estefanía,  que no tienen presencia en las redes sociales y disponen de una trayectoria digital limitada. Sin embargo, vieron que en ese soporte también se podía hacer un ejercicio de periodismo serio.

– Describes la experiencia en la plaza como un ejercicio periodístico ilusionante. ¿Has seguido la evolución del movimiento?

El 15-M tuvo la virtud de restituir la conciencia civil y canalizar el malestar social. Ha sido el gran movimiento no sindical, no político pero ha tenido un desarrollo irregular. Hasta la fecha, no se ha producido una trasposición de carácter duradero. Eso ha provocado que  gente del 15-M haya optado por salir y buscar otras formas de activismo. Fabio Gándara, por ejemplo, se fue a Change.org para hacer algo más concreto.

– Con ese precedente en mente, ¿qué futuros le auguras al 15-M?

En este tipo de organizaciones transversales es muy difícil que alguien asuma el liderazgo, porque no hay cabecillas, todos lo son. Una de las grandes bases es que es un movimiento horizontal, que recoge muchas opiniones. Es muy difícil aterrizar todos esos propósitos en un proyecto que se inscriba en una ideología o un código determinado. Su porvenir depende de la capacidad de consenso que pueda tener el corazón del movimiento. Mientras la gente siga sintiéndose partícipe del 15-M, todavía se puede hacer algo para mejorar la situación.

Fuente: http://www.zoomnews.es/48458/especiales/las-caras-del-15-m/carmela-rios-15-m-contado-140-caracteres?cx_source=sug

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: