La estrategia de goteo de Torres determina la imputación de la infanta Cristina en el caso Nóos

El exsocio de Urdangarín asegura que aún le quedan 170 correos sin destapar

La última tanda de cartas electrónicas relaciona con la trama al secretario de las infantas

La imputación de la esposa del exadministrador del instituto motivó la estrategia de Torres

Aurora Muñoz

El 23 de febrero de este año, Iñaki Urdangarin regresaba a Palma de Mallorca, la ciudad que un día le brindó sus honores como duque, para prestar declaración por segunda vez por su implicación en el caso NoósEntró a pie en los juzgados, se mostró humilde y, sobre todo, concentró sus esfuerzos en descargar la culpa sobre los hombros de su exsocio, Diego Torres.

La estrategia estaba perfectamente diseñada desde que el juez instructor del instructor del caso Palma Arena, José Castro, relacionó al instituto que dirigía el yerno del Rey con la trama de corrupción y desviación de fondos públicos, el 22 de julio de 2010. “Yo no lo sé”, “no tengo ni idea” o “eso pregúntenselo al administrador”, fueron algunas de las frases más repetidas por el exjugador de balonmano durante las 21 horas de su declaración. Llego a acusar a su antiguo socio de robarle y de suplantar su identidad para sacar 180.000 euros.

Hasta entonces, Torres había guardado silencio. Con las cartas de Urdangarín al descubierto, el que fuera profesor de ESADE demostró que tenía un as bajo la manga. El exadministrador del Instituto Noós no contaba con el poderoso respaldo de la Casa Real pero dispone de un potente alijo de correos electrónicos que extrajo de los ordenadores de la empresa que compartía con el duque y que ha ido dosificando a lo largo de un año, en una maniobra parecida a la que está planteando Luís Bárcenas en los últimos días.

La primera remesa de información llegó junto con la imputación de Ana María Tejeiro, la mujer de Torres. El abogado de ambos, Manuel González Peeters, interpuso ante el magistrado un recurso a la decisión del magistrado de relacionarla con el caso y solicitó copia de las grabaciones. El exsocio de Urdangarin no estaba dispuesto a dejar que los Borbones fuesen exonerados mientras la instrucción iba cercando a su entorno cada vez más. “No pienso admitir que mi mujer esté imputada y que no lo esté la infanta Cristina, siendo como lo era y es, por demás, vocal”, contraatacó Diego Torres en declaraciones públicas.

El 17 de abril acompañó esta determinación de una sustanciosa tanta de correos electrónicos que apuntaban directamente a la Casa Real. “Tengo un mensaje de parte del Rey, y es que le ha comentado a Cristina para que me lo diga, que le llamará Camps a Pedro para comentarle el tema de la base del Prada y que en principio no habrá problema y que nos ayudarán a tenerla”, contenía una de las misivas enviadas en octubre de 2007. Este documento, en el que quedan al descubierto las supuestas gestiones que la infanta Cristina y el Rey hicieron para interceder en favor de quienes que tenían negocios con Nóos, llegó cuando los duques de Palma ya residían en Washington.

La hija del monarca decidió poner tierra de por medio -debidamente aconsejada- en cuanto se filtraron los primeros rumores de la implicación de su marido en el caso. Un año antes, Urdangarín ya había abandonado su puesto en Noós y comienza a dejar un rastro que evidencia el distanciamiento con su antiguo socio. “He sabido de tu propuesta de facturación de los proyectos compartidos. Estos son tus números, no los entiendo, y es más, estoy en total desacuerdo. Me parece increíble”, comunica por escrito duque de Palma a Torres en un email de julio de 2008.

Torres se aplicó a fondo para evitar que este exilio voluntario borrase las posibles huellas de Urdangarin en la causa. Anunció a bombo y platillo que contaba con un arsenal de 200 correos comprometedores. “Con estos mensajes me cargo la Monarquía”, enfatizó el penalista barcelonés en presencia de varios testigos. En mayo de 2012, comenzaron a propagarse rumores sobre un posible pacto entre el exadministrador del Instituto Noós y Casa Real. Varios medios deslizan que Torres podría haber exigido 10 millones de euros para no perjudicar a la monarquia. Sin embargo, el entorno del Rey asegura “no tener constancia de estar siendo víctima de una extorsión” y despejan dudas sobre las supuestas negociaciones.

El panorama no mejora para el exsocio de Urdangarin, que decide lanzar un nuevo globo sonsa nada más arrancar 2013. Su abogado, González Peeters, envió al juzgado cartas electrónicas que implican a Corinna Sayn-Wittgenstein en los foros organizados por el Instituto Nóos. Según figura en estos documentos, destapados el 11 de enero, la presunta amante del Rey asistió como invitada a un foro en Valencia, justo cuando acaba de conocerse que Torres y Urdangarin serían imputados por defraudar a Hacienda cerca de medio millón de euros en dos años. “Ahí has estado torero, Francisco, éste es el camino para llegar a cualquier parte del mundo”, señala Mario Sorribas, asistente personal de Urdangarin y apoderado de la sociedad Aizoon, en uno de las misivas en las que felicita a un empleado de Nóos, Francisco Larrey, por conseguir la participación de Sayn-Wittgenstein en un evento.

Su penúltimo ataque no se hizo esperar. Dos semanas después, presentó un nuevo bloque de 30 correos que tuvo como consecuencia la imputación del secretario de las Infantas, Carlos García Revenga. Diego Torres trató demostrar con estos documentos que el yerno del Rey consultaba con la Infanta todo tipo de propuestas, desde si debía acudir a una entrevista en un canal de televisión de Mallorca hasta la inauguración del nuevo Palacio de los Deportes de Madrid. En uno de los mensajes, le propone su participación en “una jornada en Barcelona” y “una conferencia en Madrid”.

Aquella remesa se popularizó por la peculiar firma que aparecía al pie de algunas de las comunicaciones. “El duque em… Palma… do”, era la definición que el duque empleaba para autodesignarse. El chiste no ha sido celebrado por el cabildo de Palma, sino todo lo contrario. Pocos días después de hacerse público, el Ayuntamiento de la ciudad descolgó el cártel de su Rambla, antes conocida como “de los duques de Palma”.

Este material ha servido para que la sospecha se cierna sobre la infanta Cristina. El juez ya la ha imputado en la trama pero Torres advierte que aún le quedan 170 correos por salir. Las consecuencias son impredecibles.

Fuente: http://www.zoomnews.es/38775/actualidad/espana/estrategia-goteo-que-marca-diego-torres-determina-imputacion-infanta-cristin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: