Pueblos que no conocen la crisis

Villar de Cañas recogerá dos millones y medio de euros anuales por acoger el cementerio nuclear

Rasquera trató de cuadrar sus cuentas cediendo terrenos para una plantación de cannabis

Pedraza cobra 1.800 euros a Televisión Española por cada día de rodaje de sus series

Aurora Muñoz

Más de 15 millones de personas viven  en municipios españoles de menos de 20.000 habitantes, lo que supone uno de cada tres ciudadanos de este país es de pueblo, según los datos del INE. De ellos, casi cinco millones residen en localidades con menos de 5.000 empadronados. Estas localidades están sufriendo especialmente el azote de la crisis. El paro en el mundo rural ha pasado del 8,3% en 2007 al 26% este año. En paralelo, los gobiernos autonómicos han reducido los servicios de urgencias y han cerrado escuelas rurales para reducir costes. Este panorama desolador no ha arrastrado al desánimo a algunos alcaldes, que han encontrado alternativas para sortear las deudas.


A los vecinos de Júzcar, la solución les llegó por casualidad. La productora de la adaptación cinematográfica de Los Pitufos les propuso que tiñeran de azul las fachadas de toda la localidad para convertirse en imagen promocional de la cinta. “La oferta llegó como agua de mayo. Sony nos dio la oportunidad de darle un valor añadido a la localidad en un momento en el que algunos vecinos lo estaban pasando mal por la crisis y, desde entonces, no nos ha podido ir mejor”, comenta con optimismo el alcalde, David Fernández. No hubo discusiones. “Temía que la gente de aquí se viese desbordada por los forasteros o añorasen la identidad paisajística de Júzcar, pero todos lo teníamos claro. De hecho, tuvimos una nueva votación en diciembre para decidir si abandonábamos el proyecto y los censados escogieron continuar con el experimento”, cuenta.

Los beneficios son argumento suficiente como para adoptar la identidad pitufa mientras que el cuerpo aguante. El mejor ejemplo son las tasas de desempleo de esta localidad malagueña. La docena de parados que figuraban en sus listas del Inem, encontraron ocupación con el encalado del pueblo. Cambiaron de color sus casas hace un año y medio y, en ese tiempo, han pasado por esta población de 243 habitantes más de 185.000 turistas. Esta afluencia de visitantes les ha permitido aumentar la actividad en el sector servicios con una ruta de la tapa, talleres de manualidades, micología y hasta un espectáculo de variedades para los más pequeños. “La verdadera ganancia está ahí”, aclara Fernández. El contrato no llevaba aparejado un monto económico, a excepción del pago de la pintura. “Los Pitufos nos dieron algo mejor que el dinero contante y sonante. Nos proporcionaron una manera de conseguirlo indefinidamente”, explica.

El séptimo arte ha dado de comer en más de una ocasión a pequeñas poblaciones con rodajes ocasionales. Es el caso de Pedraza, una localidad segoviana de casi 8.000 habitantes que ha esquivado los malos tiempos gracias a sus apariciones Águila Roja e Isabel, dos producciones de Televisión Española. El ayuntamiento se embolsa 1.800 euros por cada día que presumen de pueblo ante las cámaras y, mientras la alcaldía tapa algunos agujeros, los restaurantes, hoteles y comercios de la zona procuran aprovechar el tirón.

La importancia de tener un nombre afortunado

Otros han encontrado una mina de oro en su propia nomenclatura. Es el caso de Sietes, una pequeña aldea del municipio asturiano de Villaviciosa, que se fue escogida por Microsoft para el lanzamiento de Windows 7. Los 40 habitantes de este municipio nunca pensaron que la empresa tecnológica se rendiría a sus encantos. “Aquí no hay conexión por cable, ni ADSL. Para conectarnos a Internet tenemos una pequeña centralita que coge la señal inalámbrica y apenas va a 512 kilobytes”, comentaba Jaime Tabernero, un joven sieteño, a El País en plena operación de marketing.

Al equipo de Bill Gates no le importó. No cejaron en su empeño hasta vender Sietes en un anuncio como un pueblo de “expertos” en su sistema operativo. “La homonimia nos hizo un favor”, responde escuetamente el segundo teniente de Alcalde de Villaviciosa, Juan Ramón González, cuando se le pregunta por la bonificación económica que traía aparejado el acuerdo.

En Villar de Cañas, si que ponen cifras sobre la mesa. Dos millones y medio de euros. Ese es el presupuesto recibirá el municipio durante 60 años por acoger en el subsuelo material radiactivo. La población conquense de 461 habitantes vive en una reunión constante con delegados del ministerio de Fomento desde que fue elegida para albergar el almacén temporal centralizado (ATC) de residuos radiactivos de España. No es para menos.

El cementerio nuclear supondrá una inversión gubernamental de 700 millones de euros en el próximo quinquenio. Enresa, la compañía adjudicataria del ATC, estima que las obras pueden comenzar en un año, pero la maquinaria de enriquecimiento ya ha empezado a funcionar. “Nos ha tocado la lotería. Ahora tenemos dos sucursales bancarias, un bar nuevo y varias empresas de ingeniería y obras públicas han empezado a trabajar aquí”, comenta el alcalde, José María Sáiz. Los datos del paro son su mayor preocupación, así que, mientras que los residuos llegan, en la alcaldía ya hacen el cuento de la lechera. “Queremos invertir ese dinero en generar nuevos puestos de trabajo. Habíamos pensado montar una residencia de ancianos”, especifica.

Un experimento fallido

Este tipo de iniciativas, poco convencionales, no siempre fraguan. Los 900 habitantes de Rasquera vieron en el cultivo de cannabis una salida a la crisis. Este pueblo agrícola de Tarragona celebró un referéndum que contó con un 56% de votos a favor de la cesión de unos terrenos municipales a la Asociación Barcelonesa Cannábica de Autoconsumo (ABCDA). A cambio, este club de fumadores privado abonaría al pueblo 650.000 euros anuales durante dos años.

El plan era emplear este monto para cubrir la deuda de 1,3 millones de euros que acumula el cabildo y, de paso, crear 40 puestos de trabajo. Lamentablemente, Hacienda ha tenido que romper el cántaro. El Ministerio está revisando el crédito de 740.000 euros solicitado por el ayuntamiento para pagar a proveedores, después de que se saliera a la luz que el municipio avaló el préstamo con los ingresos futuros del cultivo de marihuana. El aval no ha colado y, en espera de que se aclaren las cuentas, sus vecinos tendrán que pensar en otras alternativas. Todo sea echarle imaginación.

Fuente: http://www.zoomnews.es/actualidad/sociedad/aun-quedan-pueblos-donde-crisis-economica-ha-pasado-largo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: