Atiborrados de pastillas

El sistema sanitario catalán estrena un programa de retirada gradual de pastillas a polimedicados

La combinación de fármacos no recetados con los prescritos puede intoxicar al paciente

Aurora Muñoz

Ramona Ginés tiene 85 y una vida marcada por su pastillero. Desde que sufrió el último infarto cerebral, hace una década, la puerta del frigorífico de su casa se ha convertido en un panel informativo donde convive la lista de la compra con un calendario donde su hija apunta las dosis de cada fármaco. Es la única manera de tener bajo control el complejo tratamiento que tiene asignado de por vida. Le pinchan insulina dos veces al día e ingiere unas quince pastillas diarias para proteger su estómago, controlar su tensión y la coagulación de la sangre.

Como ella, aproximadamente el 25% de la población española está polimedicada, según las estimaciones de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP). El porcentaje es aún más elevado en el tramo de población que supera los 65 años, donde un 44% en hombres y un 57% en mujeres consumen más de cinco píldoras diariamente y de forma continuada durante, al menos, seis meses.

El reflejo en cifras de consumo farmacéutico es evidente. En 2005, se emitieron 764,9 millones de prescripciones médicas, 17,3 por habitante, tal y como recoge el Ministerio de Sanidad. Cinco años después, el dato crece hasta los 958 millones, 20,4 por habitante. La titular de esta cartera, Ana Mato, utilizó estos registros para justificar el copago farmacéutico, puesto que más de un 85% del mercado farmacéutico es financiado por la Administración Pública. El coste de los medicamentos hospitalarios sumado a los dispensados en las boticas supone casi un 30% del gasto sanitario público total, lo que constituye un 1,27% del PIB. La media de la Unión Europea queda lejos, en torno al 0,94%.

Sanidad ha tratado de atajar la sangría forzando a los laboratorios a bajar los precios más de un 30%, al tiempo que se redujeron los márgenes de las farmacias. El tratamiento de choque ha sido efectivo. El gasto en medicamentos financiados por la sanidad pública descendió en julio casi un 24% en relación al mismo mes del año anterior. Una reducción que supone la mayor caída mensual desde 1999. Sin embargo, eso no nos ha alejado de las primeras posiciones mundiales en consumo farmacológico.

El gobierno británico ha analizado el consumo de 14 tipos de medicamentos en 14 países del primer mundo. El resultado se ha plasmado en un informe donde se comparan las dosis tomadas per cápita y entre las conclusiones se desliza que España es el segundo país del mundo en el que se adquieren más fármacos, por detrás de Estados Unidos. El médico de familia Salvador Casado considera que la crisis tiene mucho que ver con estos hábitos. “España nunca ha tenido indicadores de salud tan bueno como ahora. Paradójicamente, nunca nos habíamos sentido antes tan enfermos. Influye el panorama recesionista y una menor tolerancia al malestar físico. Los pacientes viven muy mal con cuadros leves como diarreas o catarros, porque la sociedad actual nos exige estar permanentemente al 100%”, explica.

En su opinión, los recortes sanitarios acabarán saliendo caros a medio plazo. “El sistema no está funcionando bien. Si un médico de cabecera atiende a una cincuentena de enfermos diarios, no tendrá más remedio que tirar de talonario y recetar. El volumen de trabajo es tal, que no deja tiempo para educar ni sopesar otras opciones. Cada vez tenemos más presión”, añade. Su proclama queda recogida en la plataforma ‘Seis Minutos’, que ha sido bautizada con este nombre por el tiempo que dura la consulta en un ambulatorio. 

José Calle, vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), responsabiliza al paciente. “Hay patologías menores que los enfermos tratan por su cuenta con plantas medicinales y complementos alimenticios que no pasan por el filtro del médico. Eso supone que ni el doctor ni el farmacéutico disponen de toda la información necesaria para prever que interacciones pueden producirse”, advierte. “La receta electrónica ha ayudado mucho en este aspecto, porque el facultativo tiene información en su ordenador tanto de los medicamentos que se tiene que llevar como los que ya ha retirado, de manera que uno se hace una idea de conjunto. Lo mejor que le puede pasar a un paciente es que su boticario sepa todo sobre él”, argumenta.

Aun así, los tratamientos que no requieren receta, quedan fuera de esa base de datos. Algunos de esos medicamentos producen reacciones dañinas al actuar con otros y el riesgo crece a medida que se aumenta la cantidad de fármacos combinados. “Todos los medicamentos tienen algún tipo de efecto secundario y, en algunos casos, es difícil determinar qué medicamento lo ha causado, ya que los síntomas se confunden entre sí. Incluso combinar ibuprofeno y paracetamol para bajar la fiebre da más problemas que usar un único fármaco”, agrega Casado. Los investigadores están tratando de combinar medicamentos que funcionen bien juntos en una sola tableta y así se minimizan las reacciones negativas y el número de pastillas que el paciente debe tomar. Ese sistema ha dado bueno frutos en el tratamiento del VIH. Hace años, los portadores del virus podían consumir más de 60 grajeas al día por prescripción médica, mientras que el tratamiento actual se reduce a dos comprimidos.

El doctor Rafael Ruíz propone una alternativa más drástica: la desprescripción gradual. Cataluña ha iniciado un programa para reducir el consumo de fármacos en pacientes polimedicados que se aplicará en 25 centros de asistencia primaria (CAP) de Barcelona. Estos ambulatorios han empezado a analizar las historias clínicas de los enfermos y a retirarles, paulatinamente, las grajeas que consideran prescindibles. Los impulsores de esta iniciativa trabajan codo a codo con los médicos de cabecera para que éstos accedan a retirar parte del tratamiento que ellos mismos recetaron. “Nos basamos en los riesgos que corre ese enfermo. Un 3,5% de las personas que acuden a los servicios de urgencia sufren las consecuencias negativas de las medicinas que están tomando”, señala Ruíz en declaraciones a El Periódico.

‘Disease mongering’, el arte de promocionar enfermedades

El Real Decreto 1416/1994, de 25 de junio, regula la publicidad de los medicamentos de uso humano. Esta normativa se implantó en España para frenar el fenómeno del disease mongering que se ha extendido en países anglosajones, sobre todo en Estados Unidos. “La industria farmacéutica necesita sobrepromocionar las patologías para dar salida a nuevos fármacos y la publicidad es un gran aliado. El hecho de que Brad Pitt anuncie una pastilla contra la disfunción eréctil podría animar a muchos hombres a consumirla”, observa el vocal de la Junta Directiva de SEFAC. “Afortunadamente, este país dispone de una legislación restrictiva que impide que haya un fácil acceso a medicamentos peligrosos. Alguna gente opta por el mercado negro en Internet, pero son una minoría”, agrega.

El artículo 7 del citado Real Decreto establece que quedan excluidos de la publicidad los medicamentos que sólo puedan dispensarse por prescripción facultativa y que contengan sustancias psicotrópicas o estupefacientes. Solamente podrán anunciarse aquellos que estén destinados a su utilización sin la intervención de un médico y, aun así, el laboratorio tiene la obligación de añadir en el spot una invitación expresa a leer detenidamente las instrucciones y a consultar con el especialista.

Todas estas condiciones no impiden que algunos médicos de cabecera se opongan frontalmente a las prácticas disuasorias del lobby farmacéutico. “El interés de los laboratorios es hacer negocio y no reparan en generar necesidades para lograrlo. Todo se convierte en enfermedad. Tener poco pelo, ser un niño activo, tener la menopausia… Es brutal lo que están haciendo”, considera Casado. “En algunos países, como Uruguay, la ley obliga a hacerse mamografías a partir de los 40 años, a pesar de que está demostrado que esta técnica no es útil antes de la menopausia. La vacuna del papiloma para niñas es también muy controvertida, por no hablar de la medicación contra la osteoporosis, con la que bombardean a mujeres de mediana edad aunque no aporte beneficios parciales hasta los 80 años”, ejemplifica.

Este médico de familia acusa también a los padres de sobreproteger a los menores. “Las salas de espera de las consultas de pediatría están llenas de niños sanos a los que les damos kilos de antibióticos, aunque no sean necesario. Los mayores exigen al sistema de salud soluciones y éste no dispone ni siquiera del tiempo suficiente para explicarles la benignidad en muchos casos”, concluye. Calle se opone a esta afirmación. “Un doctor se lo piensa muy bien antes de recetarle un medicamente al paciente, especialmente si se trata de niños. Sólo por eso, deberíamos dejar de cuestionarnos los tratamientos y focalizar el problema en la falta de rigor con la que los pacientes los siguen”, contraargumenta.

Fuente: http://www.zoomnews.es/actualidad/espana/exceso-consumo-farmacos-efectos-gasto?cx_source=carrusel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: