El Ejército deja fuera a los soldados sin la ESO

La normativa entró en vigor en 2006

Defensa ha aplicado la ley con retroactividad en algunos casos para argumentar los despidos

La Constitución impide que se apliquen leyes nuevas para juzgar situaciones pasadas

Aurora Muñoz

“Métete en las Fuerzas Armadas que no van a enseñarte nada, pero tienes un sueldo seguro”, entonaba la chirigota gaditana ‘Los Yesterday’ en los carnavales de 1999. Esta cantinela se repite, como un mantra, en la cabeza de José Manuel Ordónez desde el pasado mes de septiembre, cuando dejó de ser soldado profesional. No fue por propia voluntad. El Ejército ha decidido anular el compromiso de larga duración que tenían con él hasta 2031. Ahora, Ordónez tiene 27 años y un futuro incierto.

Este sevillano no ceja en su empeño de vencer al desánimo, pero la búsqueda de empleo no está siendo fácil. Las altas tasas de paro (26,6%), unidas a su escasa formación, se han convertido en un enemigo difícil de batir. “Yo siempre supe que quería ser soldado, así que tampoco me esmeré mucho con los libros. En cuanto tuve el certificado escolar, me puse a trabajar para conseguirlo”, reconoce.

Estrenó la veintena con la mirada fija en perfeccionar su forma física y superar las pruebas para entrar en el Ejército.”Los del centro de reclutamiento no tuvieron problemas con mis estudios. No necesitaba nada más que el papel del colegio y, con eso como aval, he estado dando el callo seis años y medio. Sin parar”, recuerda Ordóñez. Pudo haber estudiado mientras formó parte de la tropa, pero nunca pensó que aquello condicionaría su empleo. “No me interesaba ampliar mi formación y que me ascendieran a cabo, porque entonces perdía mi antigüedad”, aclara. “Me llevé varios años en Madrid y estaba como loco porque los años de servicio me dieran de derecho a coger una vacante en Dos Hermanas, mi tierra. Cuando por fin lo conseguí, no quise saber más de estudios ni de ascensos”, admite.

Un compromiso sin firmeza

Ingresó en las Fuerzas Armadas en abril de 2006, siete meses antes de la entrada en vigor de la Ley Orgánica 8/2006. La norma estipula como requisito fundamental que los soldados profesionales dispongan del título deEducación Secundaria Obligatoria (ESO)para solicitar el Compromiso de Larga Duración, un documento que permite a los reclutas obtener un contrato permanente hasta los 45 años de edad. Para solicitarlo, deben haber finalizado los primeros cinco años de servicio y superar la junta de evaluación.

Ordoñez se enfrentó al trámite y salió victorioso, salvo por un pequeño apunte. El tribunal le reclamaba unos estudios superiores a lo que marcaba la normativa cuando entró en el Cuerpo. “Las primeras promociones sólo necesitaban el graduado escolar para convertirse en soldado, pero la falta de presupuesto ha obligado a Defensa a recortar el personal y han utilizado la formación como excusa”, opina Marcos Pérez, presidente de la Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM). Esta organización asesoró al sevillano, que presentó las correspondientes alegaciones. En ellas indicaba que se le estaba aplicando con carácter retroactivo una norma posterior para evitar su renovación, a pesar de que el artículo 2.3 del Código Civil y el 9.3 de la Constitución Española impiden que se utilicen nuevas leyes para juzgar situaciones pasadas, por razones de seguridad jurídica.

El teniente general Juan Enrique Aparicio, jefe del Mando de Personal del Ejército de Tierra, admitió la inviabilidad del argumento y le remitió una carta asegurándole que su caso había sido estudiado y que se le ofrecería firmar el compromiso. Así apareció publicado en el Boletín Oficial de Defensa. Su nombre figura en la resolución 562/12889/12 que recoge una larga lista de soldados a los que se le concede la permanencia. La suya, en concreto, debería haber finalizado en 2030, fecha en la que cumpliría los 45 años y pasaría a ser reservista de especial disponibilidad. Sin embargo, unos quince días después de la adjudicación, consultó la base de datos SIPERDEF y se encontró con que la resolución había desaparecido de los archivos. En su lugar figuraba una simple ampliación de su compromiso inicial por unos meses, hasta que se resolviera el expediente. “Nadie vino a decirme que iba a pasar conmigo. Nadie me daba explicaciones”, comenta con frustración Ordoñez. “Tuve que enterarme de que mi futuro en el Ejército se había terminado por un correo electrónico”, lamenta.

La vida laboral de un militar está vacía

La noticia fue el pan debajo del brazo que traía su retoño. Estrenó paternidad sin oficio ni beneficio, o al menos eso reza su vida laboral en la Seguridad Social. Sus méritos como técnico de transmisiones no figuran en ningún sitio. “El currículo de un militar está vacío de cara al INEM ya que el Ejército cotiza al ISFAS, un régimen diferente”, explica el presidente de AMTM. A esta circunstancia hay que añadir el complicado reciclaje para el mercado laboral civil de la conducción de carros de combate o el paracaidismo, por citar algunos ejemplos. “El Ministerio de Defensa está fabricando miles de parados de larga duración. La mayoría de los soldados salen del Cuerpo tras 20 años de servicio y no disponen de ninguna acreditación que demuestre los conocimientos adquiridos. Sin un plan de reinserción, no les quedan opciones para rehacer sus vidas”, denuncia Pérez.

Eso fue lo que le sucedió a Luís Chillón, ex-militar de la escala de tropa y marinería del Ejército de Tierra. Este madrileño recibió los 45 años con la carta de fin de servicios. Desde que colgó el uniforme, pasa los lunes al sol. Actualmente recibe 1.087 euros mensuales como prestación contributiva por desempleo, una cantidad a la que hay que restarle 50,73 euros de aportación a la Seguridad Social y que se reducirá un 20% después de los seis primeros meses de paro. “Jamás olvidaré la expresión de asombro de la funcionaria que me atendió en la oficina del INEM cuando fui a inscribirme como demandante de empleo. Parecía sorprendida porque un militar fuera al paro a pedir trabajo, pero la realidad es que es imposible encontrar un empleo al salir del Cuerpo. No puedo acreditar mi experiencia”, dice apesadumbrado. Su tiempo como mileurista está contado.

La tropa vive en precario

Defensa ha cesado en el último año a 320 personas. Son las últimas víctimas de un plan de reducción de plantilla que comenzó hace tres años y que ya ha servido para terminar con 7.500 empleos. El ministerio justifica estas cifras con el paulatino envejecimiento de la tropa, puesto que ya se ha cumplido más de una década desde la profesionalización de la milicia. El año pasado tampoco se convocaron nuevas plazas para renovar las filas, de manera que las capas bajas del Ejército ha adelgazado hasta quedarse en 78.686 soldados y marineros.

Estos supervivientes se mantienen haciendo equilibrios presupuestarios. “Un soldado con cinco años de antigüedad y un trienio está cobrando 800 euros de sueldo”, explicaba Jorge Bravo, presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), a El Confidencial. Este salario supone una mejora de apenas 150 euros con respecto a la nómina que se les ingresa nada más llegar al Cuerpo.

“Han jugado con nosotros”, concluye Ordoñez. “No hay futuro para aquellos que dan sus mejores años a la Patria”, sentencia con tristeza. El presidente de la AMTM aconseja aquellos que se encuentren en la misma situación que estos soldados, que confíen en las asociaciones militares y reclamen sus derechos. “La situación sólo puede cambiar con una movilización masiva”, sostiene. “Nosotros reclamamos a Defensa que acabe con el empleo precario y encuentre una vía para permitir que estas personas continúen desempeñen su trabajo en otros puestos de la Administración”, plantea como solución. El ministerio prefiere no pronunciarse sobre estas demandas. Un largo silencio cerca a los soldados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: