La guerra de la leche

El registro de contratos del sector caprino es prácticamente inexistente

La tarifa media se encuentra actualmente entre los 32 y 34 céntimos por litro de leche de vaca

Casi 10.000 explotaciones lecheras han echado el cierre en los últimos siete años

Aurora Muñoz

Ríos de leche regaron los campos gallegos hace apenas tres meses con motivo de la última subida de precios. Esta imagen blanca podría repetirse en los próximos días si el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente no actúa como mediador entre minoristas y la industria para garantizar la viabilidad del sector lácteo y asegurar un precio justo para el ganadero. En concreto, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) denuncia que la industria láctea obliga a firmar contratos que bordean la ilegalidad. Ha sido la gota que ha colmado el vaso. “Miguel Arias Cañete debería velar por la legalidad e impedir que proliferen los contratos basura. Nuestra gente ya lo está pasando muy mal”, advierte Román Santalla, secretario de Ganadería de la UPA.

La organización agraria ha detectado irregularidades en tres aspectos claves: el volumen de leche, el precio de la misma y la duración del contrato. “Algunas compañías están variando los límites de tolerancia mes a mes, a pesar de que la normativa española señala que los contratos y sus condiciones deben tener una vigencia mínima de un año”, protesta Santalla. “Una cabra o una vaca no dan siempre la misma cantidad de leche, porque no son un grifo y, por lo tanto, el ganadero no puede comprometerse a fijar un volumen exacto con tan poco margen de tiempo. Los fenómenos climatológicos y algunas enfermedades pueden llevarle a incumplir un contrato tan limitado mientas que, si se estipulan medias anuales, es más fácil salvarlo”, explica.

A finales de 2012, las legislaciones española y europea establecieron como obligatorio el Paquete Lácteo para dar garantías a los ganaderos, que se han visto cercados por la sequia. La leche es el producto que más está sufriendo los fuertes incrementos de los precios de las materias primas y la imposibilidad de repercutir estas subidas en los importes de venta. Las importaciones de leches más baratas que llegan como excedente desde otros países comunitarios han complicado aún más el panorama de los minoristas. Los grandes distribuidores lo saben, pero ni su conocimiento de la situación ni la normativa vigente han impedido que acaben fijando precios muy por debajo de los costes de producción. Utilizan el abaratamiento del producto como reclamo.

“Algunos compañeros se han encontrado con que la distribuidora les ha puesto contra la espada y la pared. Les han amenazado con no recoger la leche si no firmaban estas condiciones y muchos se pliegan por temor a quedarse sin las ayudas de la PAC [Política Agrícola Común] “, denuncia Santalla. A estas acusaciones del sector ganadero se suma el hecho de que los índices de referencia de los precios de la leche realizados a través de la Interprofesional Láctea (INLAC) por expertos independientes, no son utilizados por las industrias lácteas. “Nuestros indicadores no marcan un precio mínimo de venta al público, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) no lo permitiría”, matiza Fernando de Antonio, de INLAC. “Nuestra labor consiste en hacer una serie histórica de los importes que se han pagado por la leche en Alemania y en Francia. Estos valores se comparan con un segundo baremo en el que se establece el verdadero valor que debería darse a la leche en función de parámetros como el coste del pienso”, aclara de Antonio.

La tarifa media se encuentra actualmente entre los 32 y 34 céntimos por litro de leche de vaca. Sin embargo, la organización ha denunciado que en algunos casos la industria ha propuesto al ganadero un contrato en el que se contempla el pago del litro a 0,12 euros, muy por debajo de la media. La UPA observa con desconfianza esta práctica. “Se han dado casos de empresas que ofrecen al ganadero acuerdos en los que figura un importe bajísimo con la premisa de que pagarán más, pero bajo cuerda“, percata Santalla, quien considera que se trata de una maniobra para dejar “las manos libres” a la industria a la hora de bajar los precios.

El ovino y el caprino son los más perjudicados por la mala praxis, sobre todo, porque apenas se han registrado contratos. “No se puede hacer una foto fija porque los datos cambian constantemente. Hay que tener en cuenta que, desde que un contrato se firma hasta que queda registrado, pasa un tiempo, pero a pesar de ello, puede decirse que la inscripción de contratos en el sector caprino son meramente testimoniales”, reconoce de Antonio.

La puesta en marcha del Paquete Lácteo, que impulsó la Unión Europea y que está en marcha desde el 3 de octubre de 2012, no termina de cuajar. Pocos ganaderos han inscrito sus acuerdos con la industria. “Es evidente que, mientras que estos documentos no pasen por el registro, no se pueden hacer la alegaciones pertinentes, de manera que todo queda en el ámbito de las negociaciones privadas”, sentencia de Antonio. Las comunidades autónomas son las encargadas de hacer el seguimiento, ya que tienen transferidas las competencias en este ámbito por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Sin embargo, las inspecciones se están haciendo de rogar. “Hay que dar tiempo al tiempo”, justifica este miembro de INLAC.

Marcas que concentran las críticas de los ganaderos

La UPA considera que “los abusos de la gran distribución” han provocado el cierre de casi 10.000 explotaciones en los últimos siete años y ha llevado al borde de la asfixia a las que continúan produciendo. Las quejas se concentran alrededor de varias marcas: Covap, García Baquero, Central Lechera Asturiana, Leche Celta, Entrepinares y Lactalis. “Las compañías  que están mostrando mejor voluntad en España son Pascual y Danone. Las demás dejan mucho que desear”, valora Santalla.

La Federación Nacional del Industrias Lácteas (FeNIL) ha preferido mantenerse en un discreto segundo plano y cede la voz a las compañías. Por su parte, ZoomNews se ha puesto en contacto con todas las marcas mencionadas y sólo dos han querido aportar su punto de vista. Ambas han negado las acusaciones. “Todos los contratos firmados con los ganaderos se ajustan a la legalidad”, mantiene una portavoz de Entrepinares. En Central Lechera Asturiana dicen regirse por la INLAC. “Todos los acuerdos que tenemos en cartera son indefinidos y han sido aprobados por la Interprofesional Láctea. Por ese motivo, nuestros precios son los adecuados en el correspondiente entorno de mercado”, defienden fuentes de la compañía.

Ejemplos de contratos irregulares a ganaderos:
https://docs.google.com/file/d/0B3VE_J2_9BYKbk1veWpEWWpqeVE/edit?usp=sha…
https://docs.google.com/file/d/0B3VE_J2_9BYKWTNKNk9LYnRTY2s/edit?usp=sha…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: