Razones para celebrar el regreso de la plataforma de almacenamiento de Dotcom

La actividad de compartir obras con copyright es tan antigua como los propios derechos de autor

Un estudio demuestra que los usuarios de P2P son los que más música compran

Mega solo es un primer paso en la batería de productos que el informático está preparando

Aurora Muñoz

El controvertido cierre de Megaupload dejó un reguero de reacciones. Un año después, los defensores del copyleft [licencia que permite la libre distribucion y modificación de una obra] mantienen un puñado de buenos motivos para celebrar la llegada de Mega y enarbolar la bandera de Kim Dotcom, a quien no consideran, necesariamente, como un pirata.

Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, sostiene que la operación orquestada por el Departamento de Justicia de EE UU y el Federal Bureau of Investigation (FBI) fue una equivocación. “Dotcom ha demostrado exactamente lo que quería demostrar: que cerrar Megaupload, además de una actuación irregular y fuera de la ley, fue un tremendo error. No sólo ha vuelto, sino que lo ha hecho con una campaña de publicidad gratuita enorme y con un funcionamiento que la convierte en mucho más potente, mucho más difícil de controlar. Eso por no mencionar que Mega solo es un primer paso en la batería de productos que Dotcom está preparando. La industria de los contenidos se ha buscado un muy mal enemigo”, sentencia.

En opinión de Dans, el sistema de intercambio de archivos que fundamenta este proyecto encarna la esencia de Internet. “La Red fue originalmente un proyecto militar construido como una forma de asegurar que la información podía llegar de un nodo a otro, fuese de la manera que fuese, mediante un protocolo enormemente robusto que fragmenta la información en paquetes, los envía de manera independiente y los reagrupa en el otro. Internet interpreta la censura de un nodo como un bloqueo, y simplemente vuelve a enrutar los paquetes perdidos a través de otro nodo. Dotcom ha sido un tipo inteligente y ha aprendido a reconstruir este modelo en negocio”, explica. “Intentar cambiar el escenario es tan patético como pensar en los dinosaurios intentando evitar la glaciación”, apunta el profesor de Sistemas de Información, en alusión a los ataques que ha recibido la plataforma de almacenamiento por parte de la industria discográfica y las compañías de cine.

“La actividad de compartir obras con copyright es tan antigua como el mismo copyright. Se hace en las bibliotecas y hasta está contemplado en las leyes como el ‘fair use‘ estadounidense o la ‘copia privada’ española. Se trata de un mecanismo monopolístico muy anacrónico que, si ya en la época en que se basaba en el soporte físico (libro, CD, DVD) era tremendamente ineficiente y limitante, no tiene ningún sentido en la era digital”, apoya Jorge Cortell, CEO de Kanteron Systems“El acceso a la cultura es un bien general, una necesidad y una oportunidad. Si los agentes comerciales involucrados en determinadas obras quieren mejorar sus oportunidades de lucro económico, deberían ser innovadores con sus modos de comercialización, en lugar de buscar medidas restrictivas y el establecimiento de una escasez artificial”, asegura.

“No es cierto que las páginas de enlaces y el p2p (peer-to-peer) vayan a terminar con la cultura. Un estudio ha demostrado que los consumidores de estos servicios de descarga son los que más música compran en Estados Unidos. La gente hace la prueba en Internet y luego compra lo que le gusta en las tiendas”, considera Pepe Cerezo, socio de la consultora tecnológica RocaSalvatella. “Muchos usuarios ya empiezan a ver el pago en la Red como una opción. Spotify, Hulu y Netflix son buenos ejemplos de que un buen servicio a precio adecuado puede encontrar su nicho en el ciberespacio”, añade.

En España, los internautas ya pagan parte del peaje, por defecto. “Todos abonamos un impuesto revolucionario, una tasa sobre impresoras, grabadoras, discos duros y un sin fin de soportes susceptibles de realizar y almacenar copias privadas. En definitiva, las páginas como Mega no son más que el mecanismo de transmisión por el que esas copias privadas circulan, e incluso pueden ser de tu propia obra, con lo que no resultaría ilegal en ninguna jurisdicción del mundo”, afirma Cortell como argumento para deslegitimar los intentos de ilegalizar las páginas de enlaces. “En todo caso, podemos estudiar regular su uso, siempre y cuando se distinga entre el derecho de autor y los intereses económicos de quienes explotan a los autores”, sostiene.

Mega plantará cara a las grandes nubes

Existen numerosos estudios académicos de universidades como Harvard o MIT, que demuestran que tanto el copyright como las patentes entorpecen la creación y son un freno para la innovación y la cultura. Según David Bravo, un abogado especializado en derecho informático que ha representado en más de una ocasión a desarrolladores de software p2p, la clave está en aceptar que el mercado ha cambiado. “Es imposible frenar el intercambio de archivos a través de Internet”, ratifica. “Desde que se cerrara Napster en el año 1999 hasta la fecha, las acciones legales de la industria y las reformas legislativas han demostrado servir únicamente como incentivo para sofisticar aún más los modos para el intercambio de archivos. En el momento en el que una obra intelectual es digitalizable y se convierte en un conjunto de bits, es imposible lograr una ley eficaz que impida su intercambio a través de Internet. Cada ley es como poner un dedo en un colador con miles de agujeros y esperar que con eso el agua se deje de filtrar”, concluye.

Dotcom ha visto la fuga y ha llegado dispuesto a sacar provecho. “Es un hombre de negocios. Puede que alguno de los suyos sea un poco turbio, pero su mente es extraordinaria buscando la rentabilidad. Ha sabido darse cuenta de que hemos pasado de una sociedad en la que la oferta dominaba el mercado y un mundo en el usuario marca las reglas”, observa Cerezo. “No dudo que Mega abrirá una batalla importante entre las empresas que tratan de ofrecer servicios de almacenamiento en la nube, como Microsoft, Apple, Amazon y Dropbox. Kim Dotcom dispone de un servicio mejor y gratuito. Habrá que ver cómo afronta el resto este envite”, agrega.

Fuente: http://www.zoomnews.es/actualidad/tecnologia-y-ciencia/internet-sigue-siendo-territorio-pirata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: