Gran Hermano 14: La presbicia del voyeur

Llego a pedirse un debate parlamentario para que se retirase el espacio en el año 2000

Un concursante polémico podía llevarse 20.000 euros por ir al plató de ‘Crónicas Marcianas’

Los gastos de representación se llevan cerca del 40% del sueldo de los participantes

Aurora Muñoz

El gran ojo que todo lo ve vuelve a despertar. Telecinco ha puesto a funcionar la maquinaria de la telerrealidad para el estreno de la decimocuarta edición de Gran Hermano, que llegará a mediados de febrero. El desgaste de los años no ha servido para adelgazar las colas del casting, al que esta vez se han apuntado cerca de 60.000 aspirantes. El jugoso premio final, de 300.000 euros, sigue siendo una poderosa razón para los bolsillos de miles de ciudadanos anónimos que sueñan con su minuto de gloria. Pero las mieles del éxito no duran eternamente.


“Tenía 23 años cuando vi el anuncio y muchas ganas de salir por televisión. Quería ser famoso, como esos a los que reconoce todo el mundo por la calle y tienen la billetera bien llena”, reconoce Íñigo González, participante de la primera edición del concurso. Sus ganas de comerse el mundo lo habían convertido en un figurante ocasional que ya había aparecido en algún programa de El Precio Justo y de extra en películas españolas. Aquellas pequeñas incursiones en el show business no lo habían preparado para entrar en la casa vigilada las 24 horas. “Es un mundo muy sucio. La única manera de mantenerte dentro es ser un mentiroso y aceptar que para la productora eres carnaza de escaparate”, comenta decepcionado.

Los programas estrella se cansaron pronto de aquel muchacho del eterno polo verde, y se fue a pasearlo de nuevo por los pasillos de la facultad, pero todo había cambiado. La euforia se fue tan rápido como el dinero. “Yo sólo quería comprarme una televisión grande y muchos CD, pero luego me encontré con cosas que no me gustaban tanto. Estaba harto. No me gustaba que la gente me insultase por la calle y todo el mundo parecía dispuesto a juzgarme, aunque no me conocieran de nada”, recuerda Iñigo.

Luis E. García Fanlo, doctor en Ciencias Sociales y Sociólogo por la Universidad de Buenos Aires, entiende la reacción del exconcursante. “Lo que más preocupa a los participantes es el control que los telespectadores ejercen sobre ellos. Están encerrados y sometidos a una observación continua, lo que acaba desembocando en una obsesión por saber cómo sus actitudes se interpretan fuera de la casa. Toda esa tensión se va acumulando y, cuando salen, se ven superados”, explica. “Tienen que aceptar lo que son. La casa de Guadalix de la Sierra [plató del programa] no fabrica de la noche a la mañana a profesionales de los medios, ni a actores de Hollywood. Ellos sabían a lo que venían y algunos morirán tapados de pasta si son listos”, aconseja Gilda Santana, autora del libro Diez años en Gran Hermano y guionista del programa durante una década.

Se extingue el tirón de la primera generación

Los primerizos aprovecharon el tirón y se llevaron una ración generosa del pastel. Algunas discotecas llegaron a ofrecer más de 6.000 euros a los participantes de la primera edición por animar una noche. Eran tiempos de bonanza. “El caché ha bajado considerablemente. Yo estuve 102 días y me llevé 6.000 euros [unos 58 euros diarios], pero el verdadero negocio estaba fuera. Un concursante polémico podía llevarse 20.000 euros por ir al plató de Crónicas Marcianas o Salsa Rosa. Eso se ha acabado. Ahora no pagan más de 300 euros por bolo y tanto el viaje, como el alojamiento, corren de tu cuenta”, señala Rafael López, tercer finalista de la cuarta edición.

La crisis ha hecho mella en la minuta de los consursantes, pero no en la de los representantes. Zeppelin, la productora del programa, les asigna una agencia asociada que se encarga de su imagen pública. “Telegenia antes cobraba en 20% de sus ganancias a los que pasábamos por Gran Hermano, pero ahora se ha sumado también la agencia de Toño Sanchis y, entre ambas, les sacan un 40%. Si le sumas a esto los impuestos y los costes que les supone darse de alta como autónomos, se les queda en nada”, asegura Íñigo González. El exconcursante ha publicado Mercenarios de la tele, un libro en el que destapa algunas de las miserias de sus antiguos compañeros. “La productora controla tu vida y tus decisiones durante los dos años que dura el contrato. Tira y tira de los hilos hasta que pasa tu momento. Reconozco que fuimos muñecos rotos, como dice todo el mundo, y los próximos concursantes también los serán. La diferencia es que a los nuevos juguetes les duran cada vez menos las pilas”, dice con amargura.

Una realidad mediada

La guionista del concurso opina que no se puede ganar sin desarrollar un papel. “No creo que quede nadie lo suficientemente inocente como para pensar que lo que está viendo es la vida misma. Es imposible. En el mundo real no compites por un premio ni tienes la necesidad de agradarle a tres o cuatro millones de personas. Aquí los participantes dejan de ser las personas que eran y adquieren una identidad nueva, como en un juego de roles”, apunta. “En cierto modo son los villanos, héroes, doncellas en apuros y bufones del teatro del siglo XIX. Todos quieren algo: dinero, un amor o poder. Cualquiera sea su guerra, requiere que hagan algo por conseguirlo y, desde luego, el que crea que podrá lograrlo siendo el mismo, es que aún no sabe de qué va el cuento”, advierte Santana.

José A. Ruiz San Románprofesor de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, considera que la clave está, precisamente, en el guión del programa. “Lo que ocurre dentro de la casa es real, pero lo que retransmiten las 35 cámaras instaladas es sólo un simulacro. No pueden captarlo todo y, de las imágenes que quedan inmortalizadas en cuatro pistas, el equipo de producción hace una selección que ya incluye una interpretación de la realidad”, expone. La autora del libro Diez años en Gran Hermano descubre qué criterios se emplean para realizar las galas y los resúmenes. “Vemos horas de cinta y tratamos de extraer los acontecimientos que creemos que pueden tener más relevancia para días posteriores. Una vez elegidos, los resaltamos y estructuramos en un guión de manera que al espectador le queden claras las distintas tramas. La ídea es que puedan seguirlas como una telenovela”, concreta.

En su opinión, ya no queda lugar para la indignación. Las primeras ediciones se llevaron la virginidad de concursantes y telespectadores. “El público se las sabe todas. Un concursante que trata de imitar a otro de pasadas ediciones es detectado rápidamente por los seguidores del reality, que lo comentan en los foros y se alían para echarlos. Saben todo sobre el formato, ya nadie puede decir que no saben de qué va esto. No digo que Gran Hermano sea perfecto, ni que sea una réplica exacta de lo que hay en la calle, pero lo que es seguro es que está hecho a imagen y semejanza de nuestra sociedad, con sus vicios y virtudes”, valora.

Fuente: http://www.zoomnews.es/actualidad/sociedad/mundo-voyeur-gran-hermano-programa-television-reality-telecinco-casa-edicion-nueva-mercedes-mila

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: