Auditorías para el trabajo altruista

El paulatino empobrecimiento de la población hace imprescindibles los servicios sociales

La reducción en subvenciones públicas a ONG durante la crisis ha llegado al 70%

Algunas entidades sin ánimo de lucro han tenido que rescindir contratos y aplicar EREs

La falta de diversificación de las fuentes de financiación es su talón de Aquiles

Aurora Muñoz

Los efectos de la crisis económica son devastadores. El dato del desempleo no da tregua y sus consecuencias hacen mella. El estudio Exclusión y desarrollo social 2012, elaborado por la Fundación Foessa, recoge que uno de cada cinco hogares españoles está en “situación de riesgo de exclusión social”.

La escalada de la pobreza en España hacen más necesarios que nunca los servicios sociales. Sin embargo, el presupuesto destinado para la atención a la dependencia ha sufrido un tijeretazo histórico. El pasado mes de abril la partida adelgazó un 5,7% sobre lo presupuestado en el ejercicio anterior, una cantidad que, traducida a cifras reales, supone 81 millones de euros menos. Las ONG tratan de plantar cara a las vacas flacas con una partida raquítica.

“Las necesidades han aumentado y las donaciones han disminuido, de manera que todas las organizaciones están en un momento de ajuste”, reconoce Ane Ferran profesora de la facultad de trabajo social de la Universidad de Deusto.
El trabajo altruísta es un elemento clave para que las cuentas cuadren. Sólo en Madrid, más de 200.000 personas trabajan como voluntarios en algún momento del año, informa el gobierno autónomo. La cifra en todo el país asciende a 900.000 voluntarios, según los datos de los que dispone la Plataforma para la Promoción del Voluntariado.

Silverio Agea, director general de la Asociación Española de Fundaciones (AEF) y secretario general de Cáritas durante una década, advierte que no se debe abusar de esta figura. “Algunas ONG dicen que trabajan por la justicia y se ahorran puestos de trabajo con voluntarios. Eso no se puede permitir, pero tampoco se puede coartar la iniciativa de aquellos que quieren colaborar. Lo ideal es que el esqueleto esté compuesto por contratados y que el resto del cuerpo dependa de voluntarios”, opina.

Carlos Gómez, profesor en el departamento de Análisis Económico Aplicado de la Universidad de Alicante y director del máster interuniversitario en Cooperación al Desarrollo, señala que estos servicios pueden destruir puestos estructurales. “No es de recibo que los africanos tengan que arriesgar su vida para emigrar a Europa en busca de trabajo mientras allí hay unos 100.000 cooperantes occidentales”, protesta.

Voluntarios y desempleo

Las cifras de paro han alentado el fenómeno. La Plataforma de Voluntariado de España reconoce que se han registrado un “notable aumento” de voluntarios entre desempleados, pero el trabajo altruista de este colectivo no es suficiente para soportar los rigores de la crisis.”El sector va a sufrir el efecto de las políticas de ajuste. Los recortes sobre la prestación de servicios sociales está siendo demoledor y muchas de ellas ya han tenido que rescindir contratos y aplicar EREs”, adelanta Carlos Gómez.

La reducción en subvenciones ha oscilado entre el 30 y el 70%, pero hay comunidades autónomas y ayuntamientos que han optado por suprimir estos programas. “Estos recortes podrían prolongarse en el tiempo y cambiar el paradigma de la solidaridad”, plantea el profesor en el departamento de Análisis Económico Aplicado de la Universidad de Alicante.

A pesar de ello, Beltrán Roca, profesor de Antropología del Centro Universitario de Estudios Sociales, adscrito a la Universidad de Cádiz, adivina un crecimiento espectacular de las ONG de acción social durante la recesión. “La lógica neoliberal hace que las administraciones subcontraten servicios y estas organizaciones, en muchas ocasiones, son subcontratas baratas”, especifica.

Credibilidad

El octavo barómetro de confianza elaborado por la empresa de comunicación Edelman, realizado entre 1.500 líderes de opinión de varios países, desvela que las ONG son las instituciones que gozan de mayor nivel de credibilidad: El 50% de los encuestados en Europa confían en ellas. El porcentaje aumenta en el sondeo específico de España, por delante de las entidades religiosas (45%), las empresas (36%), los medios de comunicación (28%) y los gobiernos (27%).

Esta corriente de opinión favorable no quita que al sector le queden asignaturas pendientes. “La transparencia debe ser uno de nuestros valores estratégicos, de forma que podamos actuar y explicar qué hacemos de forma responsable y sencilla”, sostiene Mar Zurita, de la Coordinadora de ONGD. “Las organizadores al servicio de la sociedad deben tener los bolsillos de cristal porque dependen de la confianza de mucha gente. Deben facilitar información periódica sobre sus líneas de actuación, programas y obtención de recursos”, argumenta.

Todas las ONG deben registrarse para cumplir con la ley de asociaciones o de fundaciones. Además, la Ley 49/2002, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de incentivos al mecenazgo, obliga a las ONG a presentar sus cuentas anualmente a un órgano público de la comunidad autónoma donde esté radicada la ONG y, si su presupuesto supera los dos millones de euros, a una auditoría privada.

El talón de Aquiles de las ONGs

La Fundación Lealtad se dedica a revisar las cuentas de estas organizaciones. En la actualidad, analiza 167 ONG que, en conjunto, suponen el 40% de los fondos gestionados por este colectivo en nuestro país, lo que se traduce en casi 550 millones de euros.
El presidente y cofundador de esta auditora, Salvador García-Atance, ha señalado que la falta de diversificación de las fuentes de financiación es el talón de Aquiles de estas entidades. “Existe al menos una treintena de asociaciones que depende de un solo financiador, que en la mayoría de los casos suele ser la Administración Pública. Por ejemplo, Prosalus [dedicada a la atención primaria de la infancia en cinco países], recibe el 62% de su presupuesto (cerca de dos millones de euros) de la Agencia Española de Cooperación Internacional, el 10% del Ayuntamiento de Madrid y el 5% de la Comunidad”, detalla. “El capital privado queda en mano de una minoría. Médicos sin Fronteras, la Asociación de Víctimas contra el Cáncer, Crus Roja, Unicef y Cáritas concentran la mayoría de las donaciones particulares”, añade.

Estas entidades son similares en su funcionamiento a las multinacionales. “Hay muchas menos diferencias de las que uno podría suponer entre una empresa y una ONG. Ambas son instituciones grandes, captan fondos y hacen proyectos. Solo se diferencian por el ánimo de lucro: unas mide los resultados en dividendos y otras en utilidad. El objetivo es distinto, pero la forma de conseguirlo es muy similar”, explica García-Atance. “Sería importantísimo hacer entender al sector empresarial cómo es una ONG y viceversa. Les falta entendimiento”, sentencia. En su opinión, el mercado exige una regularización del sector. “Es recomendable que algunas se fusionen para poder seguir en pie. En época de crisis viene bien aunar esfuerzos, pero tampoco es exigible”, recomienda.

Ignasi Carreras, profesor asociado del Departamento de Política de Empresa en la Universidad Politécnica de Barcelona, se muestra más radical. “En los últimos 14 años se han convertido en organizaciones mucho más grandes y complejas que requieren una mayor organización. Tienen equipos preparados, motivados y profesionales, pero siguen anclados en una cultura de supervivencia. Este sector no necesita francotiradores dentro”.

“Es imprescindible que aprendan a trabajar en una red de alianzas estratégicas que les permita conseguir más impacto”, advierte. Gómez, profesor en el departamento de Análisis Económico Aplicado de la Universidad de Alicante, que no comparte este enfoque mercantilista. “¿Cómo se puede ofrecer un máster de negocios para las entidades sin ánimo de lucro? ¿Desde cuándo las ONG tienen que hacer dinero? Los desafíos que tienen las ONG no pasan por interiorizar los valores económicos ni empresariales, sino aumentar su legitimidad social a través de un profundo rearme ideológico y crítico”, denuncia.

Fuente: http://www.zoomnews.es/actualidad/sociedad/las-ong-busca-transparencia-sociedad-crisis-pobreza-donacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: