Los BigMac y los Whopper también se maquillan para salir por televisión

Las agencias publicitarias reconocen que someten el producto al retoque fotográfico

La diferencia de tamaño se debe a que el vapor contrae el pan caliente

Las hamburguesas de anuncio se cocinan con los mismos ingredientes que las de las tiendas

Aurora Muñoz

“¿Por qué la comida de McDonald’s no es como aparece en los anuncios?”, preguntó a bocajarro Isabel M., de Toronto, en el perfil que la multinacional tiene en Facebook. La respuesta de esta clienta no se hizo de rogar. Hope Bagozzi, directora de Marketing de McDonald’s, se ofreció para ayudarle a encontrar las siete diferencias en un vídeo explicativo donde se desvelan los trucos del fotógrafo y el estilista. En tres minutos, el espectador viaja desde un establecimiento de la cadena hasta el estudio de Watt International. Allí, la hamburguesa se convierte en la estrella consentida.

“Todos los productos se visten de domingo para mostrarse en los anuncios, especialmente los alimentos”, señala José María Mayorga, director creativo ejecutivo de Revolution, una de las agencias de publicidad que emplea la competencia en España. “El food-styling [puesta a punto] de Burger King incluye retoque fotográfico, pero sólo se suele usar para eliminar brillos o dar más vida al producto”, reconoce. “La hamburguesa del anuncio es exactamente la misma que se come en los restaurantes. La única diferencia es que durante las sesiones se utilizan varias y se van sustituyendo para evitar su deterioro. Es la mejor manera de evitar la tentación de abusar de Photoshop”, puntualiza Mayorga.

El vídeo de McDonald’s, que ya ha sido reproducido más de siete millones de veces, muestra como un numeroso equipo prepara un cuarto de libra con los ingredientes habituales. La clave está en su distribución. Los pepinillos se concentran en la parte frontal de la hamburguesa, la única que aparece en la foto. El queso se derrite a golpe de secador hasta adquirir un aspecto más apetecible y se remata con el toque pictórico de ketchup, que se inyecta cuidadosamente con jeringuillas. Una vez ahuecado el pan, se inmortaliza la imagen. A esas alturas del proceso, al programa fotográfico sólo le queda la tarea de limpiar las imperfecciones de la corteza y el sésamo menos estético.

La multinacional decidió descubrir el trabajo detrás de bambalinas a raíz de la difusión de otro audiovisual en el que una mujer ataviada con un delantal a cuadros despliega todos los recursos a su alcance para embellecer el producto. Las manualidades incluyen el barnizado de la carne, pepitas incrustadas con pegamento y la disección la cuarta parte de la hamburguesa que no aparece retratada, de esa manera, estira el género hasta que aparenta ser mucho mayor. Las patatas fritas también tienen truco en este tutorial. Se insertan en palillos largos que se pinchan en una estructura de corcho, simulando un ramillete perfecto que se introduce en el envase.

McDonalds lleva años esforzándose en desarrollar una estrategia que despeje las dudas del público sobre la artificialidad de su producto. En mi opinión, ese no debería ser el objetivo principal. Hace ya tiempo que los estudios nutricionales demostraron que no hay comida insana, sino hábitos saludables y no saludables. Es igual de malo tomarse una hamburguesa para comer y cenar todos los días que unas lentejas”, defiende Mayorga. Sin embargo, su principal competidor en el ramo está decidido a desterrar los mitos. “Ya habíamos hecho anteriormente campañas de calidad, pero los bulos sobre publicidad engañosa y malas prácticas siguen circulando, así que hemos decidido hacer lo único que nos faltaba, decirle al consumidor que venga a ver cómo hacemos las hamburguesas”, aclara Patricia Abril, presidenta y directora general de McDonald’s España.

El único misterio que queda por desentrañar es por qué la hamburguesa comprada es más pequeña. La estrella del anuncio es tan grande que ni siquiera cabría en la caja correspondiente. Bagozzi confiesa: “Al cerrar la caja, el sándwich está caliente y crea un poco de vapor que contrae el pan”. “Hay que admitir también que la hamburguesa se cocina en un minuto en el establecimiento, mientras que el proceso que seguimos en el estudio suele durar horas”, concede la trabajadora de McDonald’s.

Fuente:  http://www.zoomnews.es/actualidad/sociedad/bigmac-y-whopper-tambien-se-maquillan-salir-television

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: