Una beca más poderosa que el euro

Las Erasmus han contribuido a promover el sentimiento europeísta

El programa facilita la inmersión total en un idioma

Antiguos alumnos que vivieron la experiencia destierran el mito: No es sólo un año de fiesta

A. Rodríguez / A. Muñoz

Las becas Erasmus se han convertido en un puente perfecto para emigrar durante la crisis. Muchos estudiantes han empezado a verlas como una alternativa subvencionada para una época en la que los los datos no acompañan. La tasa de paro juvenil en la Unión Europea (UE) se acerca al 23%. España ostenta las peores cifras de empleo de toda la región con un 25,1% y la fuga de talentos ya es un hecho.

La situación ha favorecido que el  número de españoles que trabaja en el extranjero haya aumentado en un 30% desde el año 2008, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, pasando de 1,2 a 1,56 millones de personas inscritas. El año pasado, sin ir más lejos,  fue el primer año en el que el número de personas que abandonaban España era superior al de los que llegaban.
José Loaiza, de San Fernando (Cádiz), es uno de esos estudiantes que siempre soñó con hacer carrera en el extranjero y vió en el programa europeo una forma sencilla de empezar a tirar millas. “Me fui a estudiar a Bruselas hace unos años. Me fue bien y desde entonces no he parado.  He estado en Tbilisi (Georgia)  y me voy a Moscú en Febrero”, relata encantado.

Los destinos preferidos por los españoles a la hora de emigrar son Reino Unido (4.004 españoles llegaron el año pasado) y Francia (3.561). Alemania se sitúa en tercer lugar (2.198), pero aparece como un destino en auge: en el primer semestre de 2011 ha recibido ya a 2.400 españoles (un 49% más que en mismo periodo de 2010), según las autoridades germanas. Ana Guisasola, de 31 años, hizo las maletas en 2003 y se fue allí antes de que la patria de Angela Merkel se convirtiera en la gran esperanza de los españoles.

Un año después de aquella experiencia, volvió a Leipzig para visitar a su antigua tándem –estudiante del país de acogida que ayuda al Erasmus a integrarse en la comunidad y practicar el idioma-. “A partir de ahí, todo fue rodado, como si fuese mi destino. Me fijé en Sebastián en una fiesta, la cosa fue a más y el verano siguiente me vine a Alemania para hacer un curso de posgrado en Berlín. Al acabar, me dieron un puesto de abogada junior en un bufete hispano-alemán gracias a la beca Leonardo”, recuerda con nostalgia. Ya hace un año que está casada con el chico de aquella noche.  “No soy la única que se ha atrevido con un amor trasfronterizo.  La mitad de nuestros amigos tienen parejas Erasmus. ¡Eso sí que es construir Europa!”, comenta entre risas.

Experiencias como la suya demuestran que Erasmus es más que una simple beca económica. El programa ha conseguido lo que no lograron ni la moneda única, ni la Constitución Europea,  ni el Banco Central Europeo: crear un sentimiento común europeo. El 90% de los centros universitarios de la UE ya participan en este programa y, aunque, los estudiantes que aprovechan esta oportunidad representan sólo el 1% de los habitantes de la Zona Euro, encarnan el sueño de un continente en le que las barreras nacionales ya no importan. Eso es exactamente lo que opina Ana Gutiérrez, una madrileña de 30 años que se fue a Leipzig (Alemania) en 2003, cursando Traducción e Interpretación. Ella se opone frontalmente a la desaparición del programa. “Es una salvajada que se planteen destruirlo”, opina. “Dejarían de dar la oportunidad a miles de personas de aprender un idioma de la mejor manera posible, en el país correspondiente, mientras crecen como personas y se enriquecen culturalmente. Los valores que te aporta, no se pueden aprender en ninguna academia”, sentencia.

Otros, como Rafael Moya, se empeñan en desterrar los eternos tópicos que giran en torno a esta experiencia universitaria internacional. Este gaditano vivió su Erasmus hace cinco años en Borlänge (Suecia) y asegura que quien quiere, puede escaparse a otro país, aunque tenga que apretarse el cinturón. “Me fui de Erasmus porque ahorré dinero previamente”, apunta. “La eterna etiqueta del ‘Erasmus fiestero’ es verdad a medias. Yo hice excursiones y viajes pero sacrifiqué muchas escapadas porque el presupuesto no me daba para lujos. En cambio, me saqué todas las asignaturas. Sabía que el privilegio de irme estaba costando mucho esfuerzo a mis padres y sentía el deber de ser responsable”, explica. Lidia Cenjor, madrileña de 30 años, apoya su punto de vista: “Puede que haya quien diga que es sólo una fiesta y no entienda por qué se subvenciona algo así. Yo les diría que a mí me cambió la vida aquel año, me hizo entender el mundo de otra manera. Para empezar, significó la primera sensación real de valerme por mí misma y administrar mi economía”.

Hay quien acaba adoptando el síndrome Erasmus y le dedica el resto de su vida. Ese es el caso de Pablo Hurtado, director de la Oficina de Relaciones Internacionales de la Universidad de Extremadura. Fue Erasmus en 1994. Su estancia en Alemania, a los 21 años, le supo a poco y decidió quedarse otro año trabajando en la ciudad del norte de Baviera donde estudió filología. “Es una apertura en todos los sentidos de la palabra”, cuenta ilusionado. Ahora su trabajo consiste en hacer posible que otros extremeños lo vivan.

Jesús Escrivá, el representante nacional de ESN España (Erasmus Student Network, una organización de voluntarios dedicada a ayudar a estos alumnos extranjeros con secciones por toda Europa) cree que si esta beca no existiese, habría que inventarla. “No es viable una Europa sin Erasmus”, dice, “es el programa que con menos dinero, más ha hecho por la comunidad”. Para Escrivá el Erasmus del presente es el trabajador móvil del mañana, con menos miedos y más capacitado para irse fuera, algo fundamental en una sociedad como la actual y con la crisis que anega España. “Además, la beca ha conseguido por fin que un español se sienta europeo”, señala el representante de ESN. Para él, “es fundamental la función aperturista del programa”.

Fuente: http://www.zoomnews.es/actualidad/sociedad/mejor-ano-mi-vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: