La ‘catedral de Aquarius’ no tiene heredero

La Iglesia y el Ayuntamiento de Mejorada del Campo rechazan hacerse cargo de los costes de la legalización de la obra

El vicario general de la diócesis de Alcalá de Henares aclara que esta construcción particular nunca llegará a ser catedral

Una marca de refrescos convirtió a esta edificación en la protagonista de un anuncio sobre la imprevisibilidad del ser humano

Aurora Muñoz

Justo Gallego es enjuto y seco como un Don Quijote del siglo XXI e igual que el célebre personaje cervantino ha dedicado su vida a un sueño delirante: construir una catedral. Lo ha hecho completamente sólo, reciclando materiales que ha ido recolectando a lo largo de cincuenta años ante el estupor de las autoridades civiles y eclesiásticas, que nunca lo han apoyado en esta gesta arquitectónica.

Don Justo -cómo es conocido popularmente-  nació en 1925, en el seno de una familia terrateniente de la que heredó la tierra que sigue labrando en vertical con 87 años. Allí ha plantado una catedral de 4.740 metros cuadrados, con 50 metros de largo por 60 de alto. Una cúpula, dos torres y sus dos manos. Él es el único jornalero fijo de esta obra pía que comenzó en 1961, cuando la tuberculosis le separó de su vocación asceta y, por miedo al contagio, lo expulsaron del Convento de Santa María de la Huerta (Soria), donde vivió como monje durante ocho años, sin llegar a hacer los votos. Deprimido, regresó a Mejorada del Campo (Madrid) con la firme promesa de hacer de su fe algo grandioso y, a continuación, puso a la venta la mayoría de los terrenos que poseía para edificar una catedral consagrada a la Virgen del Pilar, de la que su madre era devota.
El proyecto ha ido creciendo a lo largo de medio siglo hasta convertirse en una construcción faraónica pero la diócesis de Alcalá nunca ha hecho el intento de poner fecha para su consagración. Sin embargo, la construcción de ladrillos torcidos y botes de chóped no pasa desapercibida fácilmente y, en 2005, una conocida marca de refrescos la convirtió en protagonista de un spot sobre la imprevisibilidad del ser humano. A cambio, el octogenario recibió 30.000 euros para continuar trabajando.

“A esto lo salvó el anuncio de Aquarius”, comenta con cierta sorna Pedro Luís Jiménez, el párroco de Madre del Rosario en los Olivos, una de las dos iglesias que tiene el municipio madrileño. “Permitieron que Justo siguiera poniendo ladrillos porque nadie pensó que llegase tan lejos pero, si yo fuese el obispo, no me haría cargo de lo que ha levantado ni aunque me donase los terrenos”, reconoce.

El solar donde se asienta la edificación figura en el catastro como suelo sin edificar y se le atribuye un uso de obra de urbanización y jardinería, aunque en la localización se detalla que ubica una “basílica en construcción”. Estos datos contradictorios demuestran el limbo legal en el que se encuentra la obra. No existen planos ni proyecto, todo está en la cabeza de Justo y ese es su talón de Aquiles. “Lo que procedería es un expediente de legalización por el que el Ayuntamiento tramitaría la documentación necesaria para garantizar todos los puntos normativos y de seguridad anteriores. Este documento debería ir firmado por un técnico competente que redactase el proyecto aunque fuera a posteriori. El problema está en que el coste de legalización de la obra seguramente sea equivalente a hacerla ex novo“, explica Eduardo Delgado, arquitecto y coautor del estudio La persistencia del surrealismo en la arquitectura religiosa española del siglo XX, donde se analiza el interés artístico de esta construcción.

Los costes que habría que asumir para acabar la obra dependen todavía de Justo Gallego, ya que se trata de una iniciativa privada. “Con 500 millones de pesetas [más de tres millones euros], esto está acabado en tres años”, dice resuelto el octogenario, que ha colocado una caja metálica a la entrada donde los curiosos dejan sus donativos. No puede cobrar entrada, por tratarse de un lugar privado y no registrado, así que los fondos de esta alcancía azul combinados con la venta de calendarios y libros son su única vía de financiación. Este raquítico presupuesto no da para enfrentar la legalización de la construcción, de manera que Gallego concentra sus esfuerzos en dejarla en buenas manos cuando él ya no esté.

“Estas tierras son para Dios”

El anciano asegura que ha hecho llegar una copia de su testamento a la diócesis, donde se refleja con claridad que la Iglesia será su única heredera. “He enriquecido a mis seis sobrinos durante toda mi vida, hasta les he montado una guardería aquí al lado, pero estas tierras son para Dios”, sentencia el anciano con determinación.”El vicario me dice que tengo que preguntar por el proyecto y yo hago lo que puedo. Quisiera que la Iglesia continuase mi obra, pero si deciden tirarla, que se haga su voluntad”, añade.

“Nos gustaría legalizarlo pero, ¿cuánto va a costar esto?”, exclama escandalizado el vicario general de la diócesis de Alcalá de Henares, Florencio Rueda. “La Iglesia también sufre la crisis y, al final, sólo al Señor le corresponde juzgar la tenacidad de este cristiano al que, por otra parte, nunca se le ha pedido nada ni se le ha ayudado”, comenta excusándose. Rueda es esquivo a la hora de pronunciarse sobre si la diócesis se hará cargo del legado una vez que Justo Gallego no esté, pero deja clara una cosa: “Nunca llegará a ser catedral”. La Magistral de Alcalá de Henares ya ostenta este título, que no puede ser compartido. Sin embargo, el vicario general no renuncia a la herencia de estos terrenos, que han llegado a alcanzar un valor catastral de 1.170.000 euros durante el auge de la burbuja inmobiliaria. “Su proyecto es tan personal que la Iglesia no tiene nada que decir, a menos que done los terrenos”, matiza.

El sueño autodidacta de este vecino de Mejorada del Campo ha llegado al MoMa de Nueva York. El museo incluyó una serie de fotografías de la edificación en la exposición On-site: New arquitecture in Spain, comisionada por Terence Riley. Su trabajo también ha sido alabado por Norman Foster y Harald Szeemann, dos de los arquitectos más afamados del momento. El reconocimiento internacional no evita que Justo Gallego se entristezca pensando en el futuro. “Ya estoy mayor y todos los años cojo algún resfriado malo pero, mientras la salud me lo permita, subiré cada día a la obra para trabajar”, explica mientras da instrucciones a Ángel López, un albañil con quién lleva más de 18 años. Este octogenario desempeña sin descanso un oficio para el que no ha estudiado en ninguna facultad ni ha sido aprendiz de nadie. Ángel se encarga de hacer los trabajos que se le resisten a su patrón y vela por sus intereses como si fuese su hijo. “Lo único que me importa es que no se rían del buen señor. Él lo hace todo por amor a Dios, y aquí hay muchos que tratan de engañarlo. No hay derecho a eso”, defiende López indignado.

Un gran reclamo turístico para el pueblo

En el pueblo, Justo es una persona muy querida y la mayoría de los adolescentes mejoreños han crecido al abrigo de las paredes de esa catedral. Miguel Ángel Moncada tiene ahora 33 años y recuerda con cariño los días en los que iba a la construcción a barrer y a cargar cubos de escombros. “El viejito es una persona muy admirada, pero todos pensamos que, cuando muera, lo derribarán todo y se convertirá en una leyenda. Mientras tanto, la Iglesia y el Ayuntamiento andan mareando la perdiz, a ver quién le pone el cascabel al gato”, dice apenado.

“La relación que mantiene el consistorio con respecto a la obra de Justo es complicada porque se trata de una edificación sin licencia, como lo fue la Sagrada Familia de Gaydí en Barcelona. Pero la acogida popular que tienen este tipo de construcciones hace que sean muy difíciles de hundir”, confirman fuentes de la alcaldía. Allí hablan con simpatía de este anciano, del que el gabinete de prensa del Ayuntamiento guarda una abultada carpeta de recortes en varias lenguas. “La gente que mueve Mejorada viene por la catedral“, afirman. Más de 2.000 personas se desplazaron en 2005 para ver la construcción, incrementando considerablemente la población del municipio, que no supera los 22.500 habitantes. A pesar de esto, las autoridades locales no ven la catedral como un negocio, sino como un auténtico avispero.
“El principal riesgo que existe es que, precisamente por estar hecho por una persona que no es un profesional de la construcción y carecer de proyecto, no se puede asegurar la seguridad de la edificación. No hay cálculos de la estructura ni
resistencia de los materiales. Ésta es la principal razón por la que hasta hoy ningún arquitecto se ha hecho cargo de la obra”, comentan con preocupación desde el consistorio. Aún así, en todos estos años, la obra no ha recibido inspecciones de trabajo ni sanciones municipales por obra sin licencia.

Uno de los accesos principales a la obra presenta un cartel que reza: “La visita a la catedral es libre, no somos responsables de posibles accidentes”. Está prohibido subir a los torreones y el octogenario defiende que un profesional se está planteando hacerse cargo del proyecto a cambio de un precio “razonable”. Entre tanto, Pablo Cantuel, diplomado en topografía por la Universidad Politécnica de Madrid y estudiante de arquitectura, ha intentado poner su granito de arena para poner en regla la obra. “Justo es mi tío. He crecido entre estos muros y por eso decidí dedicarles mi proyecto fin de carrera“, confiesa. Este jóven de 28 años, que ya ha diseñado los primeros planos, pone en duda la teoría del consistorio: “La construcción no se va a hundir de un día para otro porque ya ha aguantado dos seísmos en 50 años. Ha sido así porque Justo tiene un amigo arquitecto al que le consulta las medidas y las cantidades que tiene que emplear”. Eduardo Delgado no es tan optimista. “Lo que dicta la lógica es demolerlo y edificar algo seguro y congruente con su entorno”, señala el también arquitecto.

Justo ha intentado convencer a la Comunidad de Madrid para que interceda por él. “Yo lo he hecho todo bien. Cuando empecé, lo consulté y estas tierras que heredé ya eran terreno urbano. Le he contado esto mismo por escrito a la señora Aguirre un montón de veces. A ver si el nuevo viene a hacerme una visita”, reclama con desparpajo. Por el momento, la Comunidad no parece tener en su lista de prioridades solicitar a Patrimonio el reconocimiento de esta edificación como Bien de Interés Cultural. La primera vez que se llevó a pleno este asunto fue en 1998, cuando las escaleras se hundieron y el consistorio temió por la seguridad de los visitantes. “Entonces nos respondieron que ‘estaba en estudio’ y no volvimos a tener noticias. Se han presentado mociones similares desde los años 80 y solo hemos obtenido evasivas por parte del gobierno, del Minsiterio de Cultura, de la Coferencia Episcopal y del Colegio de Arquitectos”, denuncian fuentes del Ayuntamiento.

A pesar de esta imprecisión legal, todo permanece inmutable en la catedral de Mejorada. Después de todo, “la grandeza de esta obra es que pervive a pesar de su precaria situación por la obstinación de un hombre al que su fe le dio una segunda oportunidad”, cómo afirma Álvaro Cuadrado, el director del documental sobre la vida de Don Justo, El hombre que desafió al cielo.

Fuente: http://www.zoomnews.es//sociedad/catedral-de-aquarius-no-tiene-heredero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: