Los bancos del tiempo recuperan el sistema de favores en sustitución del dinero

Los bancos del tiempo proponen que la solidaridad sustituya al dinero en el consumo de servicios

La primera entidad española que utilizó las horas como unidad de cambio toma el modelo de Italia

Las plataformas más desarrolladas utilizan programas informáticos de banca online

Aurora Muñoz

“Este soy yo y estas son tres personas a las que voy a ayudar, pero tiene que ser algo importante, que no puedan hacer por sí mismos. Ellas harán lo mismo por otros tres más, hasta crear una red. Es una gran oportunidad para arreglar algo que no sea tu bici”. Así presenta Trevor su cadena de favores en la película del mismo nombre que dirigió Mimi Leder, basada en un hecho real. Hace una década, un ponente portugués de 12 años explicó a asociaciones de todo el mundo como el tiempo se puede convertir en moneda de cambio. El encuentro se celebró en Alì Terme, un pueblo siciliano situado a 1.200 kilómetros de Barcelona. Allí, en la Ciudad Condal, se encontraba Josefina Altés pegada a la radio. “Me emocionó escuchar como ese niño había aprendido a valorar el tiempo de sus padres cuando empezó a devolverles las horas que le dedicaban en tareas del hogar”, cuenta esta catalana de 59 años, que se estrenó en los 90 como coordinadora de los bancos de tiempo españoles.

Tomó como modelo las plataformas de igualdad italianas para fundar en el Barrio de Gracia la primera entidad española que utiliza las horas como unidad de cambio. “Soy la gestora, un hada madrina que pone en contacto a dos desconocidos para que intercambien favores”, explica esta mujer para quien todas las ayudas tienen el mismo valor. “El trabajo de un ama de casa es tan necesario como el de un médico, aunque en el mercado no tenga precio. Aquí cambiamos hora por hora, independientemente de lo que ofrezca cada socio”.
Altés sostiene que cualquiera tiene algo que ofrecer, pero la mayoría necesita pasar por la oficina para saber cuál es su habilidad: “El voluntariado está cimentado en un sistema desigual, donde sólo se siente útil una de las partes y los excluidos mantienen su dependencia. Los bancos de tiempo superan esa barrera porque no necesitan cualificación ni dinero, sólo que pongamos el minutero a funcionar”.

El tiempo que el cliente invierte en los demás pasa a engrosar una chequera donde se registra su actividad y puede cambiar su saldo temporal por servicios: “Una abogada puede asesorar a una costurera y ella puede coserle el dobladillo a otro. Las posibilidades son infinitas: medioambientales, culturales, sanitarias, etc.”, declara Laura López, directora del banco del tiempo de Málaga, que cuenta con financiación europea de los fondos FEDER Andalucía, dedicados al desarrollo regional. “Tenemos un proyecto para rehabilitar los arrabales que nos ha servido para conseguir un espacio de 15 minutos en la televisión local”, relata López, quien considera que los bancos de tiempo tienen una asignatura pendiente con la difusión: “Abrimos hace un año y ya somos 170, pero podríamos llegar más lejos si se fomentara el asociacionismo”, afirma esta malagueña que se afana en que los miembros se conozcan entre sí: “Un banco del tiempo no podría existir sin confianza. Es un pueblo donde todos arriman el hombro”.

La crisis ha acrecentado el fenómeno

Madrid queda lejos de este concepto y aunque parece imposible que sus urbanitas se rijan por un modelo donde no mande el dinero, la Comunidad cuenta con plataformas eficientes en la localidad de Rivas, en el centro comunitario Casino de la Reina y en los barrios de Carabanchel y Prosperidad. En éste último, Cristina Mora ha optado por utilizar software libre para expandirse, como hicieron los pioneros kroonos.com: “No tenemos sede física. Utilizamos Cyclos 3, un programa gratuito de banca online donde abrirte una cuenta y acceder a tu saldo de horas, a la herramienta para concertar citas y al listado de servicios ofertados”. Esto agiliza los trámites y elimina la figura del gestor de tiempo, que se creó para programar los encuentros cuando la Ley de Protección de Datos les obligó a ocultar teléfonos y direcciones de los usuarios.
Las plataformas digitales han contribuido a extender los bancos de tiempo por el mundo. La crisis ha acrecentado el fenómeno y miles de españoles forman parte de una cadena de favores, según el informe de Finanzas Éticas de Cajamar. “La recesión provoca falta de liquidez porque la moneda escasea y baja el número de intercambios”, relata Francisco Cortés, profesor de Economía en la Universidad de Almería y teórico de la fundación social de esta caja de ahorros. Cortés defiende la posibilidad de que este sistema alternativo se convierta en un balón de oxígeno para el capitalismo cuando las entidades tradicionales cierran en grifo al comercio local. “Nuestra generación no crea empleo porque es incapaz de perder rentabilidad para lograr una movilidad de capitales. Cada vez nos parecemos más a la sociedad de hombres grises que describe Michael Ende en Momo”, concluye Cortés, quien apuesta por crear un híbrido que combine la oferta de servicios de los bancos de tiempo con intercambios materiales.

Truécate es una comunidad de Humanes (Madrid) que organiza un mercadillo inspirado en la cooperativa Ecoxarxes, fundada por Enric Duran. “Alargar la vida de los objetos que ya no necesitamos es tan fácil como pasárselos a otros o reciclarlos, como hacen Basurama y Nolotires.org. Lo complicado es mezclar el intercambio de objetos con el de servicios”, comenta Aníbal, el antropólogo que puso en marcha el proyecto.

Moneda social

Julio Gisbert, autor del libro Vivir sin empleo y empleado de la Caixa, está convencido de que funcionaría: “Los bancos de tiempo se han estancado porque no reciben críticas, pero aún funcionan por debajo de sus posibilidades. Lo ideal sería que el saldo de horas por los servicios prestados pudiera transformarse en moneda social, una especie de dinero de mentira que serviría para adquirir bienes en la Red”. Por el momento, los experimentos con moneda social sólo han tenido éxito en periodos de excepción como el que vivió Argentina durante el corralito o en comunidades donde apenas se mueve la moneda nacional. El Banco de Ida y Vuelta de Prosperidad está haciendo el intento con vives, una medida de intercambio que sólo lleva funcionando unos meses y ya ha sido criticada por el sociólogo Joan Costa, quien considera que usar la misma unidad para bienes y servicios acabará por canibalizar la iniciativa: “Es difícil tasar algo material en tiempo y eso desvirtuará los bancos hasta convertirlos en mercadillos de segunda mano”.

El almeriense piensa que el futuro de estas entidades alternativas pasa por convencer a la banca privada de que son una buena inversión: “La fundación STRO ha desarrollado un programa de microcréditos (C3) con moneda social en Uruguay para reactivar el comercio local. Si los gigantes financieros invirtieran en implantarlo aquí con el respaldo del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), conseguiríamos reflotar la economía”.
El sistema que propone pasa por crear una plataforma de clientes a los que no se les cobrarían intereses por adelantarles crédito, siempre y cuando la moneda social continuara circulando en esa red. Así, el flujo de capitales se incrementaría y la entidad ganaría una cartera exclusiva a cambio de sacrificar parte de su rentabilidad a corto plazo. “Es complicado que los banqueros acepten que una entidad puede funcionar con billetes como los del Monopoly, pero para avanzar hacen falta soñadores”, dice Costa.

Fuente: http://www.zoomnews.es/servicio-publico/banco-que-funciona-sin-dinero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: