Mario Conde, la soledad del rey Midas

El libro de Mario Conde, en las librerías. Fuente de la imagen: http://cotarelo.blogspot.com.es/2012/08/estampas-del-verano-mario-conde-el.html

El libro de Mario Conde, en las librerías. Fuente de la imagen: http://cotarelo.blogspot.com.es/2012/08/estampas-del-verano-mario-conde-el.html

Lo tuvo todo y lo perdió. Mario Conde ha pasado a la historia como una reinvención del mito del rey Midas, aquel monarca al que perdió su ambición. Sin embargo, a sus 62 años, este gallego de nacimiento puede presumir de haber sobrevivido al poder, a la cárcel, al punto de mira de ETA y a la muerte de su mujer. El que fuera presidente de Banesto ha blindado su intimidad, cansado de recibir los estoques de un pasado que no perdona. Sin embargo, este hombre de gesto duro y verbo directo tiene fe en lo que ha de venir, y tras varias conversaciones telefónicas en las que somete a la entrevistadora a un interrogatorio de tercer grado, decide confiarle su mayor secreto. Al parecer, ni los números unos son capaces de escapar al fantasma de la soledad, y la mirada se le congela cuando recuerda aquellos tiempos en los que la vida era un ascenso vertiginoso donde los amigos venían con la nómina. Un día, los números se torcieron y sin el oro, el rey Midas se quedó sólo. Dieciséis años después de haber sido condenado por delitos de estafa, falsedad documental y apropiación indebida, Mario Conde nos habla de economía, de su paso por la cárcel y de cómo avanza su nueva vida.

Un hombre que llegó a tener en sus manos el 1% del PIB seguirá de cerca la política económica del país. ¿Tiene alguna receta mágica para salir de la crisis?

No hay  remedios mágicos. El Gobierno negó la crisis al comienzo. Solbes me acusó de estúpido, ignorante y antipatriota por hablar con franqueza de la que se nos venía encima. Pero, poco a poco, se plegó a la evidencia y ha reaccionado  tarde. No es una cuestión meramente económica. No se  trata solamente de subir o bajar  impuestos, reformar  la  legislación laboral y reducir  el  gasto público… Lo más importante es el planteamiento previo.

Un  sistema que produce cuatro  millones y medio de parados es un  sistema fracasado. Tenemos reconocer que hemos vivido en una  burbuja,  que  nos  hemos creído que éramos  ricos,  que teníamos  empresas  eficientes, y resulta que somos  mucho más pobres de  lo que nos decían. Nuestras empresas  son  mucho menos eficaces que  las alemanas, nuestros salarios no están ligados a  la productividad y ya va siendo hora de que nos demos cuenta de que el crédito fácil,  la especulación y el derroche en vivienda no van a volver. Siento ser portador de malas noticias, pero conozco el poder y soy lo bastante inteligente como para darme cuenta de por dónde van las cosas. Es doloroso, porque tenemos la oportunidad de construir una sociedad mejor, pero da la sensación de que la posición sólo espera a que todo empeore para  llegar al poder y el Gobierno tiene miedo a las reacciones y a perder votos.

Paul Krugman dice que para salir de ésta, los bancos tienen que prestar dinero a las empresas. ¿Está de acuerdo con él?

Sí, es cierto, y hay que fastidiarse que necesitemos a un premio Nobel para decir una perogrullada como esa. Los bancos abandonaron su misión verdadera, que es tomar el ahorro de la comunidad y prestar ese dinero a proyectos de inversión capaces de generar riqueza. En su lugar, se dedicaron a crear derivados, productos financieros y swaps que servían para especular. El capitalismo financiero nunca debió existir. Pero existió y el daño ha sido enorme. Muchas empresas han desaparecido por falta de financiación.

Pero aparte de especular  harían algo más, ¿no?

Pues  sí  que  sirvió  para algo más:  para  que  los  ejecutivos  bancarios  recibieran unos ingresos nunca vistos en la remuneración de los empleados de alto nivel. El resultado es evidente: cuando se demostró que esa riqueza financiera era  papel mojado, los bancos se percataron de que habían  perdido cantidades ingentes de dinero en esas  actividades y trasladaron esa pérdida a la economía real. Dejaron de prestar dinero a las empresas y reclamaron dinero al Estado. Todo a la vez.

¿Y por  qué cree usted que el Estado dio dinero a los bancos en vez de hacérselo llegar  a las empresas a través de otros medios, como institutos oficiales?

Eso debería preguntárselo a la ministra de Economía, pero como ciudadano opino que nos queda más remedio que reclamar una nueva actitud del poder frente a la banca. Los  bancos desarrollan  una  actividad que nos afecta  a  todos. Si  una empresa de coches quiebra, arruina a sus trabajadores y accionistas. Pero si quiebra un banco puede arruinar  a  muchas empresas inocentes, que nada tienen  que  ver  con  las  actividades  especulativas de  la “banca  moderna”, por tanto, debería haberse apostado por una función social del crédito que velase por los intereses de nuestro tejido empresarial. Hay que cambiar la mentalidad de los banqueros, el  control  que  se ejerce y la estructura del  sistema  financiero. Si  no lo hacemos volverán las crisis y  cada vez serán peores.

Sin embargo el Banco de España afirma que el sistema financiero de este país es uno de los más seguros del  mundo,  ¿está de acuerdo con  esto?

No lo sé. No me termino de fiar del Banco de España y sus funcionarios porque conozco sus métodos. La sociedad tiene una cuenta pendiente con el Banco  de España. Los ciudadanos tienen el derecho y, sobre todo, la obligación de conocer en  profundidad aquellos centros de poder que pueden afectar a sus vidas, y el Banco de España es  uno  de  ellos. A  pesar  de  la  UE  sigue  teniendo  un  gran  poder. Su   cacareada independencia  es  otra  de  las  falacias  para  consumo  de indocumentados, así que no puedo decirte como está el  sistema  financiero. Creo que mucho peor de lo que dicen,  porque el Banco de España se limitó a cambiar sus criterios para permitir más beneficios a los bancos en función de las exigencias del  Gobierno y la oposición. Ahora la sociedad comienza a darse cuenta porque esas modificaciones de provisiones han generado beneficios artificiales en los bancos, de la misma manera que pueden crear  pérdidas artificiales. Eso fue  lo  que hicieron en 1993 con el  caso Banesto.

¿Es que cuestiona la legitimidad de esta institución desde la intervención del banco que presidía? Un lector de a pie podría pensar que el rencor habla por usted.

Efectivamente, la cuestiono. Pero no quiero que ahora salga todo eso a la luz porque no se trata de hacer daño sino de construir un mejor futuro. Durante muchos años he insistido en la  necesidad de hablar, de explicarle a la sociedad civil lo que está pasando y, ahora que vivimos momentos difíciles, es el momento. Los medios están alineados  con  los poderes políticos y eso cortocircuita la verdadera independencia. Yo hablo con total libertad. Ya lo hice cuando publiqué El Sistema. Mi experiencia del poder. Ese libro recogía todo lo que he vivido en la cumbre y por eso dije que si no poníamos remedio, las consecuencias serían desastrosas. Y las describí. Era tan sencillo como ver colillas en un cenicero y deducir que alguien había fumado allí.

Dicen que ese libro tuvo mucho que ver con su envío a prisión, ¿o es una leyenda?

Antes de salir me llamó un  miembro  del  Consejo  de Administración de Prisa porque tenía información. Me pidió que no lo publicara y me dijo que si lo hacía corría serios riesgos de ir a prisión. Acertó.

Señor Conde, le pido que sea autocrítico. El agujero de Banesto afectó a siete millones de clientes, a más de medio millón de accionistas, a 15.000 trabajadores y alrededor de cincuenta empresas en las que participaba la entidad. ¿En qué se equivocó durante aquella época?

En muchas  cosas, supongo,  porque es  imposible  controlar  un  entramado  económico como el que tenía y acertar en todo, pero el saldo global es el que decían –se refiere a una deuda de 450.000 millones de pesetas-. Me equivoqué el  creer  que  la sociedad española quería ser  mayor de edad y no funcionar como súbditos del poder  político.

 ¿Qué  le diría a  aquellos  que  le preguntan  insistentemente dónde está  el dinero?

¿De qué dinero hablas? Ahora mismo llevo encima 3.000 euros, ¿te refieres a eso?

No. Me refiero a los 600 millones  de pesetas por los que fue condenado a seis años acusado de  apropiación indebida.  ¿Qué me dice de ese dinero?

Desgraciadamente la sociedad funciona por  impulsos, no siempre nacidos de los mejores lugares del alma y esa acusación es fruto de la envidia. Ya se demostró en los juzgados que un “agujero “es un  asunto contable y no tiene que ver con desapariciones de dinero. Pero, es cierto, fui acusado de llevarme 600 millones de pesetas y El País lo publicó en portada. Lo que no dijo el periódico fue que logramos que  la Justicia suiza enviara a España los papeles que acreditaban quien cobró esa cantidad, y no sólo demostré que yo no tomé ni una sola peseta,  sino que puedo decir que quiénes se llevaron la mayor parte del dinero fueron  un miembro del Consejo de Administración de El País y Navalón, un conseguidor a las ordenes de esa publicación. En  Banesto  llegué a conocer a la perfección cómo funciona el periódico por dentro y guardo  silencio  sobre muchas  cosas, pero nunca llegué a  imaginar que alcanzarían ese nivel de ignominia. Lo que la gente no sabe es que, además, el Comité de Derechos Humanos de la ONU anuló la condena a la que me sentenció Pérez Mariño, un  juez político que ni siquiera era de carrera. Así que ya está bien de acusaciones.

Hablemos de Alcalá-Meco, ¿qué le ha enseñado la prisión? He aprendido que la verdadera celda está dentro de uno mismo. El dolor y el sufrimiento forjan. Ayudan a entenderte, a conocerte, a saber donde se encuentran tus límites. Para saber qué tipo de persona eres tienes que enfrentarte a situaciones como las de la prisión. Yo me conozco. Sé que he sobrevivido y que estoy  aquí. Sobre eso, hay una anécdota curiosa. En el  PSOE se decía  que  los  escenarios  normales para mí  eran: el  suicidio,  la muerte o  la cárcel, donde la gente también se muere – ahí están los casos y los nombres que evito  porque son de todos conocidos-.Pero hubo un día en el que estaba trabajando en ingresos, haciendo fotos a los presos que entraban, y un etarra me dijo: “Yo dirigí el equipo que iba a atentar contra usted, pero como lo metieron en la cárcel, suspendimos la operación”. Es curioso, el Estado y sus terminales mediáticas  me quitan de en medio con una sentencia injusta y resulta que eso me salva la vida… El otro día, en una   Iglesia   de  Madrid, un sacerdote católico, comentó este caso con nombres y apellidos para testimoniar como Dios escribe con renglones torcidos.

¿Tuvo contacto en la cárcel con los otros procesados por el caso Banesto?

Coincidí algo con Romani en mi primer encierro, pero estuve sólo casi todo el tiempo.

Se habla mucho de la soledad del poderoso. ¿Es cierto que se sintió abandonado por su amigo Juan Abelló cuando se torcieron las cosas?

Cuando ocupas una parcela de poder, los amigos que tienes no son tuyos, son de la parcela de poder. Pero en el caso de Abelló tengo que decir que la nuestra era una relación muy compleja. No se resume en una palabra, así que prefiero guardar los buenos momentos y por dentro, siento afecto. Eso es todo.

En los platós ha dicho es que Felipe González fue un hombre muy importante para España pero, ¿qué fue para usted?

Me engañó. No correspondió con sinceridad a la confianza que yo le di. Desde  1994 no  he vuelto a  hablar.  Prefiero  enviarlo a  los recuerdos.

Sé que ha  dejado claro que en  su vida no hay cabida para la venganza pero, ¿es verdad  que  tiene  usted  documentos  que relacionan a González con  los GAL?

No hablo de ese asunto.

En 2005 reconoció públicamente que el Rey Don Juan Carlos le hizo una llamada el mismo día de la intervención de Banesto y nunca ha revelado el contenido de esa conversación. ¿Qué  relación le une  actualmente  al monarca?

Bueno, hay cosas en las que es mejor no involucrar a la Corona. Ya he dicho que no soy monárquico, pero que quise mucho a Don Juan, tuve el privilegio de su  cariño y respeto  mucho  la   labor  de  Don  Juan  Carlos. Creo que los  españoles debemos  estar agradecidos  a  padre  e hijo por  su  esfuerzo en favor de España. Sin embargo, mi aproximación a la Monarquía es pragmática.  No creo en sus postulados dogmáticos,   pero tengo la experiencia de que ha funcionado en  estos años. Siento afecto por Don  Juan Carlos, por la persona, por el  hombre, pero eso no nubla mi juicio.

Se perfila usted como un hombre duro, al que sólo ablanda el nombre de una mujer.  ¿Podría  decirse que Lourdes fue  su talón de Aquiles?

La  persona fue excepcional. El recuerdo, intenso. Todo lo que he vivido junto a mi mujer me lleva a decir que Lourdes es un monumento impresionante y emocionante, tanto cuando existió en carne mortal, como cuando pasó a otro plano. Ella  ha sido capaz de enternecerme y de inspirarme fuerza durante todo este tiempo.

Desde que salió de prisión se ha abierto ante usted una nueva etapa, llena de proyectos. ¿Qué le pide a la vida alguien que ya lo tuvo todo?

De momento pido fuerza y años por delante al que manda en la vida. Quiero vivir  porque me quedan muchos libros por leer,  otros por  escribir,  guitarras por tocar, cuerpos  por  acariciar,  amigos por  disfrutar y  lugares  por  recorrer. Quiero  seguir   transmitiendo mi experiencia y mi conocimiento. Quiero que mis  nietos recuerden, el día de mañana, que  su  abuelo fue un  hombre que amó, sufrió,  resistió, no odió y que, sobre todo, quiso ayudar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: