“Mi padre estaría muy orgulloso de mi paso por TVE”

Carmen Caffarel. Ex directora de Televisión Española y actual directora del Instituto Cervantes

Cuando la nombraron directora del Ente Público, se encontró con la ingrata tarea de reformar la RTVE, y lo consiguió

carmen caffarel

Aurora Muñoz | Cádiz

Carmen Cafarell dejó la dirección de RTVE el pasado mes de enero y ahora es la cabeza visible del Instituto Cervantes. Pero además de eso, hija de artista, madre de dos hijos y colabora con variasONGs. Caffarel es una mujer inagotable para quien no hay batalla que no se pueda vencer.

–¿Qué sintió cuando levantó el teléfono y el Presidente del Gobierno le ofreció la dirección de RTVE?

–En primer lugar, sorpresa y, pasada la primera impresión, recibí el cargo con mucha perplejidad. Yo nunca había pretendido
ocupar un puesto tan relevante y aquello era para mí una enorme responsabilidad. Me atreví porque tengo la certeza de que siempre es mejor afrontar un proyecto con entusiasmo, que dejarte arrastrar por las dudas y arrepentirte más tarde de lo que no hiciste.

–Pero supongo que no sería nada fácil. Cuando llegó a Televisión Española se convirtió en heredera de una deuda de 6.200 millones de euros y, además, le tocó la ingrata tarea de transformar el Ente Público. Dígame, ¿qué se encontró cuando se puso a “levantar las alfombras”?

–Debo decir, objetivamente, que era una organización que no hacía bien su trabajo. No existía la libertad en el ejercicio laboral de los profesionales, ni tampoco había pluralidad informativa. Así que, claro, mi primera tarea fue terminar con dicha inercia.

–Sin embargo los gestores que vinieron después de usted no han logrado remontar las audiencias. ¿Es que las cadenas públicas no tienen solución?

–Ni muchísimo menos y si no me cree, vea el caso de la BBC. De todos modos, creo que el principal objetivo de la televisión pública española no debería ser el de llegar a líderes de audiencia a cualquier precio. Es necesario que pervivan programas culturales y educacionales que no sobrevivirían en las privadas.

–Imagino que su gran reto al frente de TVE fue la retransmisión de la boda de los Príncipes de Asturias. ¿Cómo recuerda aquella experiencia?

–Lo viví con muchísimos nervios, porque era plenamente consciente de que aquel acontecimiento sería el rasero por el cual medirían mi labor al frente de Televisión Española. De todas maneras, cuando yo llegué faltaba sólo un mes para el enlace y ya estaba todo el operativo en marcha.

–Su padre, el actor José María Caffarel, interpretaba al único vecino que poseía un televisor en La gran familia… Quién le hubiese dicho a él que acabaría usted al mando de la televisión pública, ¿verdad?

–[Risas] Me hace mucha ilusión que me haga usted esa pregunta, porque además, si ve con detenimiento la cinta, podrá apreciar
que, en uno de los diálogos, mi padre aconseja a la familia que denuncie por televisión la desaparición de Chencho. Fíjese cómo por aquel entonces ya se intuía la fuerza que iba a tener este medio. Lo único que lamento es que no pudiera verme al frente de RTVE, pero estoy segura de que allí donde esté debe sentirse muy orgulloso de mi gestión, porque lo hice con toda la honestidad.

–Hace poco que volvió a Los Desayunos de TVE para hablar de su función como directora del Instituto Cervantes. ¿Qué supuso para usted regresar a esta casa?

–Cuando me acercaba a Torrespaña tenía un nudo en el estómago que me cuesta describir. Mi trabajo es mucho más que un medio para ganar dinero y aquel lugar se lleva muchos de mis afectos. Yo quiero mucho a Televisión Española y fue maravilloso
volver por unas horas. Además, Pepa Bueno es un encanto y me lo hizo todo muy fácil.

–¿No echa de menos su época de docente en la Universidad?

–Tanto mi cargo en el ente de RTVE, como el que ostento en el Instituto Cervantes, son vocacionales, así que estoy encantada de estar donde estoy. A pesar de eso, tengo que decir que hay ratos que añoro la enseñanza. Tenga en cuenta que por mis manos han pasado más de 16.000 alumnos y cada vez que me los encuentro en alguna rueda de prensa, me da una alegría inmensa.

–¿Por qué piensa que hay aún tan pocas mujeres ocupando altos cargos?

–Bueno, es cierto que existe un techo de cristal, como describen las teorías feministas, pero gracias a las políticas de visibilidad del gobierno socialista, pues las cosas van igualándose. Alguien debería plantearse lo difícil que es todavía lograr una conciliación entre la vida personal y la familiar, sobre todo cuando tienes hijos y dedicas tantas horas a tu trabajo. Es muy complicado desconectar.

Fuente: Diario de Cádiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Mari Trini Giner, Multimedia Journalist

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: