Concha Velasco: “A las mujeres fuertes se las juzga siempre como malas ”

Concha Velasco. Actriz

Con más de cien películas a sus espaldas, la actriz vallisoletana se enfrenta a su madurez con una agenda repleta de proyectos. A sus 69 años, no ha perdido ni un ápice de su fuerza sobre los escenarios.

concha velasco

Aurora Muñoz |Cádiz

Desde los trece años, Concha no ha parado de trabajar y es que ella es de las que piensan que la vida merece la pena, sobre todo, por dos cosas: trabajar y aprender a amar.

–Sus comienzos fueron como chica de revista, en la compañía de Celia Gámez. Supongo que cuando dijo en casa aquello de ‘Mamá, quiero ser artista’, su padre se echaría las manos a la cabeza…

–Mi padre era militar y un poco si que se asustó, pero en seguida lo conquistamos entre mi madre y yo. Ella siempre quiso dedicarse al mundo del espectáculo, así que estaba encantada de que, al menos yo, pudiera cumplir su sueño. De hecho, mi madre llevaba siempre encima un diario donde escribía todo lo que yo iba consiguiendo como artista.

–Usted mejor que nadie sabe que dedicarse a la interpretación es un camino lleno de obstáculos, ¿Cómo se habría tomado que alguno de sus hijos siguiera sus pasos?

–No son actores, pero también han elegido el mundo del cine. Mi hijo Manuel está luchando por hacerse un sitio como director y Francisco hace vídeos musicales. Este es un mundo difícil, no te voy a engañar, y yo como madre querría que mis hijos tuvieran un buen sueldo y un trabajo seguro, pero hoy por hoy, ¿quién lo tiene?

–En alguna ocasión, ha comentado que fue una de esas niñas de la posguerra que comían pan con aceite. ¿Cómo vivió aquella época?

–Mi madre era del bando republicano y mi padre franquista, pero esas cosas no se hablaban en casa. Nos enteramos de algo en el 76, cuando mi madre empezó a cobrar los sueldos que le debían como maestra y algunas de sus amigas regresaron del exilio. Hasta entonces, para mí nunca habían existido los bandos. Lo único que sé, es que mis padres se quisieron muchísimo.

-Hace poco le vimos participando activamente en el Día del Orgullo Gay junto a otros actores. ¿Se considera una mujer comprometida?

–En esta profesión nunca le hemos preguntado a nadie si era de izquierdas o derechas, católico o protestante, ni si le gustaban los hombres o las mujeres. Lo único que importa es que un actor tenga talento y sea buena persona. Eso mismo debería suceder en el resto de la sociedad, pero parece que algunos no lo han entendido todavía.

–En 1971 no dudó en ponerse al frente de la huelga de actores para reivindicar la reducción de la jornada laboral en España. ¿Qué merecería actualmente una huelga como la de entonces?

–Pues mira, creo que alguien debería parar la canallada de las cámaras ocultas. Comprendo que ala vida diaria tiene mu-
chas tragedias y la gente necesita evadirse. Yo misma compro las revistas porque me encantan Carolina de Mónaco y las princesas, pero todo tiene un límite. No es justo que cualquiera pueda grabarte con la cámara de su móvil y que al día siguiente salgas en todas las cadenas metiéndote el dedo en la nariz. No es justo que tengamos que vivir con ese miedo y que nadie nos defienda.

–Filomena Marturano y Carmen Orozco son los dos personajes que la mantienen ocupada ahora mismo. ¿Luce más interpretar un papel de mala malísima?

–¡No son malas! Tanto Carmen Orozco, la matriarca de Herederos, como Filomena, la prostituta de Eduardo Filippo, son dos mujeres que han tenido una vida muy dura. Lo que pasa es que se confunde la fortaleza con maldad porque vivimos en una sociedad machista donde todavía no se acepta que una mujer pueda llevar las riendas.

–Por Valladolid, su tierra natal, corre la leyenda urbana de que su famoso lunar no es natural, ¿La historia es cierta o pertenece a la rumorología?

–Es verdad, me lo puse en Marruecos con ocho años porque vi a Elizabeth Taylor y me quería parecer a ella. Hace tantos años que ya es como si fuera mío.

–¿Qué recuerda de los años que vivió allí?

–Marruecos me ha enseñado a ser tolerante. Allí convivía con tres culturas distintas y aprendí unas pocas palabras en árabe, como habibi, que significa amor, justo lo que siento yo por aquel lugar.

Fuente: Diario de Cádiz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Boutique de las Lanas

Tu tienda especializada en Lana e Hilo... y mucho más!

Cris Chicote

Smart business & amazing looks

COCINA CON REINA

El blog personal de Aurora Muñoz Lara

Tilak

el blog de Ana de las Heras

Olga Rodríguez

Blog. Análisis y opinión

Blog de Mari Trini Giner, Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales

Periodista especializada en Comunicación Online y Eventos Culturales. Amante del audiovisual. Viajera incansable.

Casigata en el zaguan

Pasa, echa un vistazo, y encuentra tu sitio en esta mi casa

Tu Marca Online

Blog sobre Gestión de la Presencia Online

Curiosidades de Social Media

El blog de redes sociales y marca personal de Marta Morales

soysocialmedia-reclaimed-20161222.wordpress.com/

Blog sobre Social Media con crítica y análisis. Cada lunes un nuevo articulo. SoySM ¿Tú también eres Social Media? :-)

A %d blogueros les gusta esto: